albergue-transitorio

septiembre 8, 2016 10:45 am

Varios son los casos en los que se demostró que la irresponsabilidad no es privativa de los adolescentes: hay adultos que cometen el peor de los pecados al poner en riesgo a niños. Y esto es mucho más grave cuando se conoce que esos niños son, precisamente, sus propios hijos.

En el Gran Mendoza sucedieron dos casos que son de extrema preocupación: un padre que dejó a su hijo encerrado, y por poco el niño no muere carbonizado, y una niña que fue dejada en el interior de un coche, en el estacionamiento de un albergue transitorio. Ambas criaturas se encuentran bien, pero sus padres cargan ahora con la culpa.

El primer hecho tuvo lugar en Urquiza y Elpidio González, de Guaymallén. Allí vive Juan Oro, de 37 años, junto con su hijo de 6 años, y a eso de las 22:45 se recibía el llamado desesperado que avisaba que allí había un incendio de grandes proporciones. Alertados los bomberos y la policía, se apersonaron al lugar para intentar mitigar las llamas.

La sorpresa se dio cuando desde el interior de la casa surgían gritos lastimeros: era el hijo de Oro quien pedía ayuda. Había quedado encerrado en el sitio, y las llamas podrían haberlo matado.

Afortunadamente, el niño fue llevado al Hospital Notti, y allí se le diagnosticó “síndrome inhalatorio”, agregando también que se le habían quemado las vías respiratorias.

Con respecto a su padre, fue trasladado en calidad de aprehendido, ya que el nene estaba a cargo de él. Intervino la Comisaría 44°.

Solita, llorando, buscando a mamá dentro del albergue transitorio

El segundo hecho tuvo lugar en un hotel alojamiento cercano a la Terminal de Ómnibus, a eso de las 4:30 de la madrugada de este jueves. Personal del lugar se percató de que una niña de 5 años deambulaba por el estacionamiento, y esto llenó de congoja a quienes la vieron. Sucede que su madre había ingresado al lugar en compañía de un hombre, y no tuvo mejor idea que dejarla dentro del coche, durmiendo.

El lugar queda en Martín Güemes y Yapeyú, en los alrededores de la terminal.

Al despertar, la niña, asustada, vio que su madre no estaba con ella y llorando salió del auto para buscar ayuda. La mujer quedó detenida por abandono de persona, y la niña quedó a disposición de la OAL.

Dejá tu opinión

comentarios