ponjas

septiembre 12, 2016 12:57 pm

Tras la impresionante caída del valor de las acciones de Samsung por el escándalo relacionado al modelo Galaxy Note 7, el cual tenía peligro de explosión, la compañía perdió una inmensa fortuna que puede llevarle un largo tiempo recuperarla, aunque ya inició el camino para lograrlo.

En solo dos jornadas, Samsung Electronic bajó en USD 22 mil millones su valor de mercado. El punto más crítico llegó cuando la compañía pidió a los usuarios que no usen el equipo y que sea intercambiado a la brevedad posible. Desde su lanzamiento, más de un millón de dispositivos habían sido vendidos al público.

galaxy-note-7

El lunes, las acciones de la compañía, la más importante del Corea del Sur, cayeron un 7% al cierre, hasta 1,46 millones de wons (unos USD 1.318), su nivel más bajo en dos meses y la caída diaria más importante en un sólo día este año. En total, sumada a la caída del viernes, el descenso fue de casi 11%, en la mayor caída de dos días desde la crisis del 2008.

El caso afecta gravemente a la imagen de la marca, en un contexto de competencia feroz a la vez con el iPhone y con los teléfonos chinos de bajo precio. Incluso, el escándalo hizo que varias compañías aéreas prohíban el teléfono en sus aviones y la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC) de Estados Unidos pida que se dejen de usar.

descarga-1

Sin embargo, las acciones del gigante surcoreano se recuperaron parcialmente este martes gracias a la venta por USD 1.005 millones de su unidad de impresión al estadounidense HP. Tras el cierre de la sesión bursátil el lunes en Seúl, Samsung y el fabricante de computadoras HP anunciaron la venta de las actividad de impresión del grupo surcoreano. Este martes la cotización de Samsung ganó 4,23%.

La crisis del Note 7 coincide con un momento delicado dentro de la compañía por la enfermedad de su vicepresidente Lee Kun-Hee, retirado temporalmente tras sufrir un ataque al corazón en 2014.

Dejá tu opinión

comentarios