chengdu-caratula

noviembre 2, 2016 1:07 pm

Fue un sobrevuelo de apenas 60 segundos. Pero el ensordecedor rugido de dos caza bombarderos dejó boquiabiertos a los dignatarios presentes, disparó las alarmas de los automóviles en el estacionamiento y motivó un efusivo aplauso del público que los veía por primera vez. Así fue como China presentó al mundo su muy anticipado avión de combate sigiloso Chengdu J-20.

Estos jets que evaden la detección de los radares sobrevolaron el predio de la feria aérea de Zhuhai, en la provincia de Guangdong, la reunión de constructores y compradores de aviones más grande del país. Los J-20 sólo habían sido vistos antes por blogueros, y muchos corresponsales interpretaron la presentación de los jets como una señal del deseo de Pekín de modernizar y mejorar sus capacidades militares.

cheng-du

El presidente Xi Jinping busca fortalecer las fuerzas armadas chinas a medida que asume una postura más firme en la región, especialmente en los mares de China Meridional y Oriental. En este sentido, el J-20 fue desarrollado y construido por el grupo Chengdu Aircraft Industries, una subsidiaria de la Corporación de la Industria de Aviación de China.

Brecha militar

Algunos han comparado el nuevo avión con el jet Raptor F-22 de Lockheed Martin, de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Bradley Perret, analista de la industria que escribe para la publicación especializada Aviation Week, afirmó que el jet era “un claro paso adelante en la capacidad de combate de China”.

Imágenes no oficiales de un prototipo del J-20, tomadas por observadores en 2010, generaron discusiones sobre el balance de poderes en la región. Todavía no se sabe qué tan de cerca podrán los medios de comunicación y los ejecutivos extranjeros mirar el J-20 en su intento por descifrar las funciones del jet y su efectividad.

Algunos observadores han cuestionado su capacidad de evadir la detección de los radares. Sin embargo, expertos dicen que China ha estado refinando sus diseños con la esperanza de cerrar la brecha militar con Washington.

Dejá tu opinión

comentarios