olas

enero 10, 2017 5:19 pm

Para lograrlo utiliza la tecnología de la empresa española Wave Garden, capaz de producir 2,1 millones de olas a un ritmo de más de mil por hora.

Aunque Australia es uno de los países en los que se practica el mejor surf del mundo, recurre a esta tecnología para lograr la ola perfecta. Para ello, se encuentra en la creación de una serie de parques de surf artificiales para que los atletas se entrenen para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Wave Park Group, una empresa fundada por Andrew Ross, surfista y ex banquero de inversión, supo aprovechar el interés global en estos parques y en menos de dos años desarrolló tres centros, uno en Gales, otro en EEUU y el último en España.

img-igorbellido

La compañía pretende construir al menos otros diez centros en la próxima década con una inversión aproximada de 18 millones de dólares. Ross quiere darle a los que como él aman este deporte, la oportunidad de disfrutarlo aún en sitios carentes de costas aptas para su práctica, e incluso en lugares sin mar.

Esta intención adquiere aún más relevancia si se tiene en cuenta que existen unos 35 millones de surfistas en el mundo y, según un estudio de la Universidad de Oxford, el deporte genera ingresos anuales  valorados en 50.000 millones de dólares.

Hace décadas que los científicos  intentan recrear las condiciones naturales del surf para que los aficionados puedan practicar en cualquier circunstancia. Un ejemplo de ello es Big Surf, un centro acuático que se inauguró en Arizona en 1969, y si bien fue una de las instalaciones pioneras dedicada a su práctica, hoy son los nadadores los que la utilizan.

Ross asegura que el problema para los surfistas es que dependen de las condiciones atmosféricas, por eso los parques artificiales serán para el surf lo que los telesillas fueron para los juegos de invierno a mediados del siglo XX. En su opinión, la popularidad del deporte se disparará en los próximos años a medida que crezca el número de parques y el surf pase a formar parte de los Juegos Olímpicos de Tokio.

La empresa española Wave Garden posee tecnología capaz de producir 2,1 millones de olas a un ritmo de más de mil por hora. En las instalaciones que el grupo tiene en España, la que tiene el tamaño equivalente a 18 piscinas olímpicas, el recorrido medio de una ola dura 18 segundos.

high13268_70296

Por estas características, surfistas profesionales consideran que es la primera vez que alguien consigue replicar la experiencia que se vive en el mar, tanto por la calidad como por la frecuencia de las olas. Tal es así que Andy King, entrenador de la selección de surf de Australia, afirma que entrenar tres días en esa piscina equivale a hacerlo tres meses en el mar.

Así como la tecnología Wave Garden ya se disfruta en el NLand Surf Park de Texas es Estados Unidos, se espera que la misma suerte tengan los surfistas de Melbourne en 2018.

En el mismo sentido, el campeón estadounidense de surf, Kelly Slater, desarrolla una tecnología para practicar surf en interiores dentro de parque que prevé construir en distintas partes del mundo. Tanto como Ross, Slater está convencido de que estos avances acercarán el surf a mucha más gente y facilitarán el entrenamiento a los atletas en zonas donde no se pueda acceder a olas reales.

Dejá tu opinión

comentarios