Planta potabilizadora de agua

julio 16, 2015 10:48 am

Mendoza ya recibió las primeras nevadas del año de manera abundante; pero aún no no son suficientes como  para superar la Emergencia Hídrica que afecta a la provincia desde hace más de 5 años.

“Sin duda este ha sido un evento importante donde ha caído buena cantidad de nieve, pero tenemos que poner en contexto que siguen las características de un año seco. Es decir, no ha habido nevadas de consideración en los últimos 3 meses. Considerando este evento, estamos en un 50% de la nieve que necesitaríamos en un año medio, o sea que si no se producen más nevadas estamos en la misma condición de los años anteriores, vale decir, un año de crisis hídrica”, explicó el Ingeniero Juan Andrés Pina, director de Gestión Hídrica del Departamento General de Irrigación.

En este sentido, se entiende por “Año Medio” un año en el cual nieva un volumen comprendido entre un 5 % más y un 5% menos del valor de la media histórica. Cuando los valores están por debajo de ese promedio, como sucede actualmente, la provincia se encuentra en Emergencia Hídrica.

Para conocer de cerca el impacto de las nevadas en el sistema hídrico, Irrigación cuenta con 9 estaciones hidroniveometeorológicas distribuidas en todas las cuencas: Horcones y Las Toscas en Río Mendoza; Palomares, Santa Clara y Salinillas en el Río Tunuyán; Laguna del Diamante en el Río Diamante; Laguna del Atuel en el Río Atuel; Valle Hermoso en el Río Grande; y Malargüe en el Río Malargüe.

Con la información extraída en dichas estaciones, Irrigación elabora y presenta el Pronóstico Anual de Escurrimiento en el mes de octubre de cada año./Prensa Mendoza

Dejá tu opinión

comentarios