ezequiel-torres.jpg_2033098437

diciembre 17, 2014 5:56 pm

Finalmente, y más de dos años después de aquella fatídica noche en Maipú, el oficial Darío Agosti, acusado de matar al bailarín Ezequiel Torres, recibió el beneficio de la absolución por decisión de los jueces de la Séptima Cámara del Crimen.

El abogado de Agosti, Pablo Cazabán, había pedido que su defendido fuera absuelto, ya que consideraron que se trató de un claro ejemplo de “legítima defensa”. La fiscalía, en cambio, exigía una pena de cuatro años de cárcel para el ex policía.

En su alegato, el letrado destacó las contradicciones en las que cayeron algunos testigos. Además, hizo hincapié en que, dadas las circunstancias en las que se encontró el policía en aquel 11 de noviembre de 2012, exigirle sensatez y raciocinio en los momentos por los que estaba pasando “no era razonable”.

La crónica de lo sucedido en aquel trágico día de noviembre de 2012 expresa que Marta Imbesi, madre del acusado, se encontraba atendiendo una despensa en Padre Vázquez al 900, en Maipú. Hacia aquel lugar se dirigía Exequiel Torres, conocido bailarín del elenco del municipio maipucino, con la intención de pagar el alquiler de una vivienda en la que se había mudado recientemente con su novia. En el mismo lugar se encontraba un menor de edad, vecino de la despensa.

En ese mismo instante -eran las 20:45- ingresan dos delincuentes, uno de ellos armado, tras lo cual la dueña del local comienza a gritar, enfrentándose con uno de los malvivientes. Sonó un disparo, la mujer cayó al piso gritando, los ladrones huyen, y tras esto baja las escaleras el policía Darío Agosti, hijo de Marta. Al ver a su madre en el piso, saca su arma reglamentaria y le efectuó dos disparos a Torres, confundiéndolo con uno de los ladrones. Dos disparos alcanzaron a dar en el cuerpo del desafortunado bailarín, tras lo cual es trasladado al hospital, llevado por el mismo padre del policía. Lamentablemente, y producto de las heridas recibidas, Ezequiel Torres falleció poco después.

Dejá tu opinión

comentarios