Nisman Irán

junio 21, 2016 7:44 am

Un informe publicado en un diario de los Estados Unidos alertó que Irán, “si no asesinó a Alberto Nisman, por lo menos fue el principal beneficiario” de su desaparición física.

A pocos días de cumplirse un año y medio de la muerte, The Wall Street Journal publicó el lunes un artículo firmado por la periodista Mary Anastasia O’Grady en el que se afirma que “la muerte del fiscal eliminó un obstáculo clave para Irán y despejó el camino para que avanzara a una nueva fase en sus operaciones de información e inteligencia en América Latina”.

Joseph Humire, responsable del trabajo difundido por el diario financiero, destaca que Nisman, antes de morir, contaba con “1.500 páginas de reportes de fuente abierta sobre Irán y Hezbolá” que demostrarían la supuesta autoría del brutal atentado terrorista en Buenos Aires que dejó, en 1994, 85 muertos. Para el autor, si el fiscal que investigaba ese ataque terrorista a la mutula judía en Buenos Aires comparecía ante la ONU y mostraba las pruebas de su hipótesis, “como mínimo, habría puesto en duda los desmentidos de Irán sobre que apoya el terrorismo”.

“Si Nisman hubiera hablado en una audiencia ante la ONU, su extensa investigación podría no haber sido ignorada”, destaca en su nota O’Grady, en base al trabajo del centro de investigaciones Sociedad Libre y Segura. El planteo está en línea con la hipótesis planteada por fuentes judiciales y que participaron de la pesquisa de Nisman y la que se abrió luego de la muerte absurda en una de las zonas más custodiadas de Buenos Aires: se trataría todo de un asesinato para “callar” una voz que podía abortar el plan para que se levantaran las sanciones económicas y comerciales a Irán.

Dejá tu opinión

comentarios