Agustina Nacho y Analía

julio 22, 2015 11:42 am

El punto de partida de esta historia es un video en el que se puede ver a dos patinadores haciendo una magistral coreografía al ritmo de Melodía desencadenada, la banda sonora de la película Ghost, la sombra del amor. Una historia que encierra al menos otras tres: la de Agustina, la de Nelson y la de la profesora de ambos, Analía Delgado.

Agustina tiene 18 años y Nelson, a sus 35, lleva más de la mitad de su vida dedicada a la danza y también al patinaje artístico. Ambos comparten la pasión por este deporte sobre ruedas, y a Analía, su profesora, y desde hace unos meses también la pista. Es que en junio presentaron por primera vez una coreografía de pareja en la que ambos brillaron y emocionaron. “Son únicos en el país”, dice orgullosa Analía, la profe, y lo hace en base a una particularidad que ambos comparten, ya que son especiales: Agustina es no vidente y Nelson tiene síndrome de Down.

Tanto nos emocionó el video de su presentación, que El Ciudadano se reunió con ellos en un café de la Peatonal para conocerlos mejor. Hablamos de todo, incluso de los sueños como deportistas, del esfuerzo propio, de sus padres y también de la importancia de que se conozca lo que junto a una profesora de alma han logrado hasta el momento. También hablamos de sueños y ahí nos quedamos un rato largo.

Se ha formado una pareja

Agustina Miranda patina desde los 3 años guiada por Analía. Liliana, su mamá, dice que la profe la ha visto crecer, ha seguido todos sus entrenamientos y sus presentaciones individuales y reconoce que la aceptó desde el primer día. “En la familia todos hacíamos un deporte y teníamos que buscarle uno a Agustina. No sabíamos qué podía ser y los Reyes Magos le trajeron los patines; le enseñamos a patinar en la casa y después la llevé al club YPF y ahí empezó con Analía. Prácticamente se ha criado con ella. Era muy chiquitita y la recibió porque se lo planteó como un desafío. Hace 15 años de eso, y sólo dejó de darle clases mientras estuvo embarazada”, relata la mamá de Agustina.

Hoy, Agus realiza varias actividades en la semana, y entre ellas, está a punto de empezar el pre de Administración de Empresas para estudiar en la Universidad Nacional de Cuyo.

Por su parte, Nelson patina desde los 16 años, es decir, que ha pasado más de la mitad de su vida haciendo patinaje artístico. Y no sólo eso, ya que también es un destacado bailarín de folclore, lo que le ha permitido sobresalir en Mendoza y en el país, y como dice su papá Eduardo: “Tenemos la casa llena de medallas, trofeos y menciones, porque nuestro hijo es un campeón”. Claro que en algunos momentos la voz se entrecorta y no es más que por la emoción de ver cómo su hijo se supera día a día mientras la familia lo acompaña.

Analía conoce a Nelson desde que asistía a una colonia deportiva de chicos especiales. “Ahí le ofrecían deportes, y si bien él se destacaba en varias especialidades, eligió el patín artístico para desarrollarse. De esto pasaron más de 15 años, él patinó en el club YPF, después se fue, y este año volvió y ahí empezamos a trabajar juntos nuevamente”, explica Analía.

“Nelson volvió este año. Hace tres meses que empezaron a trabajar juntos y la verdad es que lo hacen muy bien. La primera presentación de la pareja fue el mes pasado en la segunda fecha del torneo mendocino de patinaje artístico en YPF”, relata la profesora y agrega: “Lo que busco es que ellos se muevan en forma independiente, más allá de las diferencias, y que se realicen en el deporte como corresponde. Se vieron muy bien como pareja y ahora estamos trabajado para el torneo argentino que se hace en agosto en Rosario”.

En el régimen de los campeonatos nacionales, la copa se llama ‘Tagliabue’, donde participan los chicos con capacidades diferentes, y Agustina y Nelson van a representar a la Federación Mendocina de Patinaje Artístico”.

Analía: profe y algo más

A los protagonistas de esta historia su profesora los conoce de pequeños y los considera excelentes patinadores en forma individual, y eso facilita el trabajo en conjunto. “He trabajado con chicos especiales y es algo que me gusta: son chicos que nunca dicen que no a nada. Con la pareja es un desafío”, relata, y a modo de anhelo personal dice: “A mí me encantaría que ellos sean puntuados de acuerdo al reglamento, que sea por un mérito de ellos. Mi sueño es que un día los inviten a un panamericano o un mundial y hagan un acto de apertura”.

La docente también cuenta que en el caso de Agus no hay reglamento a nivel nacional para chicos no videntes. “Hice uno que todavía no se aplica, ya que hasta el momento hay sólo dos chicas no videntes que patinan en el país, ambas en Mendoza”, explica Analía.

Papás compinches

Tanto Liliana, la mamá de Agustina, como Eduardo, el papá de Nelson, acompañan a sus hijos en todas y cada una de las actividades que emprenden: los llevan a los entrenamientos y se emocionan muchísimo cada vez que los chicos se presentan en público.

“Se hace complicado pero nos arreglamos para llevarla”, resume Liliana.

Y en el caso de Eduardo, éste expresa: “Nosotros somos los papás de un campeón, de un chico tan especial. Hacemos todo para él, no dejamos de apoyarlo en nada de lo que hace”.

Ambos le agradecen a la profe por ser el pilar fundamental de los logros de sus hijos y ella les agradece la posibilidad de trabajar con libertad, sin ningún tipo de cuestionamiento en cuanto al nivel técnico que propone.

Si hay algo en lo que coinciden los padres de los patinadores es que a donde van son conocidos como “los padres de Nelson o Agustina”. “No nos conocen por nuestros nombres”, cuentan entre risas.

Próximos desafíos

El 1 de agosto, Agustina y Nelson van a representar a la UNCuyo en el tornero mendocino que se realizará en el departamento San Martín, y el 9 del mismo mes, estarán en el torneo nacional en Rosario, representando a la Federación Mendocina de Patín Artístico.

“Para esas presentaciones le hemos hecho una mejora a la coreo de pareja”, resume Analía, la orgullosa profe de dos talentosos deportistas mendocinos.

Por: Rebeca Rodríguez Viñolo

Dejá tu opinión

comentarios