Peritos

junio 11, 2015 8:16 pm

Los peritos informáticos que revisaron la computadora personal del fallecido fiscal Alberto Nisman descartaron que el domingo 18 de enero a las 20.07, cuando él ya se encontraba muerto, alguien haya accedido a su ordenador.

Así lo establecieron en un informe conjunto los peritos Gustavo Presman, por la querellante Sandra Arroyo Salgado; Marcelo Torok, designado por la defensa del empleado informático Diego Lagomarsino; y un perito oficial del área de Cibercrimen de la Policía Metropolitana.

Los tres coincidieron en que la información que consignó esas conexiones fue un error del sistema operativo Windows 7 instalado en la notebook de Nisman.

Semanas atrás, informaciones periodísticas dieron cuenta que hubo al menos 60 intromisiones a las computadoras de Nisman y que se conectaron en simultáneo tres pen drive.

Pero los expertos concluyeron en que “es inexacto en ese parámetro, por lo que se concluye que dicho evento no corresponde con la conexión real de ningún dispositivo USB”.

De esta manera, queda descartado que haya habido intromisiones a la computadora de Nisman ese domingo por la noche, cuando él, según informes forenses, ya se encontraba muerto desde al menos el mediodía de esa jornada.

“En relación al registro de dispositivos USB que figuran como conectados a las 20.07 del 18/1/15, estos peritos informan conjuntamente que los dispositivos registrados con conexión simultánea en ese horario son un total de 26, reportándose entre ellos múltiples pendrives, discos externos, cámaras fotográficas y un CD Rom, todos en el mismo horario”, concluyeron los expertos en el informe presentado ante la fiscal Viviana Fein.

Para los peritos, “resulta imposible conectar simultáneamente todos esos dispositivos dado que es materialmente imposible contar con la cantidad suficientes de puertos USB como asimismo el registro simultáneo de estos dispositivos habida cuenta que el sistema operativo debe reconocer cada dispositivo independientemente y cargar un controlador específico para cada uno de ellos”.

En ese sentido, afirmaron que “no pueden ser tomados todos en el mismo momento”.

La fiscal Fein en las últimas semanas recibió el informe de la Junta Médica y el criminológico, y mientras que la postura de los expertos oficiales conduce a la hipótesis del suicidio, la querella sigue insistiendo en que se trató de un homicidio.

Dejá tu opinión

comentarios