ottavispor2

junio 4, 2016 10:37 am

El paso de José Ottavis por ShowMatch disparó la polémica hacia el interior de La Cámpora. “Están todos calientes”, cuentan desde la organización kirchnerista. El diputado bonaerense se prestó al juego del Gran Cuñado, criticó las imitaciones y, aunque intentó hablar de los despidos en la era Macri en la pantalla de “La Corpo”, lo único que consiguió fue sumar más criticas de sus compañeros K.

“Se equivocó porque fue a hablarle al Cuervo y a Máximo”, dicen desde su círculo y añaden que hay una “disconformidad total”. Intentar interpelar a los líderes kirchneristas desde la pantalla de El Trece suena arriesgado, pero hacerlo y equivocarse debe ser peor. Es que Ottavis cometió algunos fallidos frente a Marcelo Tinelli: se olvidó que es diputado bonaerense y tartamudeó cuando el conductor le preguntó si seguía como dirigente de La Cámpora: “Como militante”, respondió dando a entender su pérdida de liderazgo. Aunque después recordó que era diputado

Ottavis fue uno de los encargados de armar las listas de la provincia de Buenos Aires durante el 2015 y era uno de los pocos que hablaba con Cristina Fernández de manera regular. Sin embargo, en el 2016 todo cambió. Su repentino romance con Vicky Xipolitakis, la exposición y el escándalo mediático fueron vistos con recelo por sus compañeros.

Pero lo peor sucedió durante enero, cuando el dirigente fue criticado por no asistir a todas las reuniones que se estaban gestando para aprobar el presupuesto provincial. Sus viajes constantes a Mar del Plata, donde estaba trabajando su novia, le costaron la critica feroz de varios referentes K. El clima tenso explotó en febrero con un tuit de Luis D’Elía: “Pelotudo, come gato. No te vi en ninguna resistencia de nuestro pueblo. Mariscal. Vos armaste las listas de la derrota”, publicó.

La relación con Xipolitakis tampoco duró demasiado. Ahora, Ottavis recorre los programas de la tarde contando por qué se separó y cada vez habla menos de política. Y el intento por limpiar su imagen le salió al revés. Está cada vez más lejos de La Cámpora y a un paso de convertirse en un mediático.

Dejá tu opinión

comentarios