Qaram-Qauadis

octubre 25, 2014 8:47 am

Un atentado suicida con coche bomba mató este viernes a 27 soldados egipcios en un puesto de control militar en el Sinaí egipcio, bastión de grupos yihadistas, el ataque más mortal desde hace más de un año. Desde el derrocamiento y detención por parte del ejército del presidente islamista Mohamed Mursi en julio de 2013, los grupos yihadistas multiplicaron los ataques contra las fuerzas de seguridad en represalia por la sangrienta represión de las nuevas autoridades contra los partidarios de Mursi.

El ataque, en el que resultaron heridas 31 personas más, se produjo contra un puesto del ejército al noroeste de Al Arish, capital de la provincia Sinaí del Norte, según responsables de las fuerzas del orden.

Poco después del ataque, el presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, ex jefe del ejército y artífice del derrocamiento de Mursi, convocó una reunión del Consejo de Defensa Nacional a última hora de la tarde “con el objetivo de seguir los acontecimientos en el Sinaí”, según un comunicado de la presidencia.

Dejá tu opinión

comentarios