genocidio armenio

junio 2, 2016 8:41 pm

Con solo un voto en contra y una abstención, el pleno del Bundestag alemán ha votado la moción de reconocimiento del genocidio armenio llevado a cabo por Turquía presentada conjuntamente por los grupos parlamentarios cristianodemócrata (CDU), socialdemócrata (SPD) y de Los Verdes.

Pocas horas antes de la sesión parlamentaria, el primer ministro turco Binali Yildirim, declaraba que “Turquía espera que Alemania no se convierta en un medio para un asunto irracional de ese tipo” y expresó veladas amenazas al acuerdo entre Turquía y la UE para la recepción de refugiados si se producía finalmente el voto. “A veces los países que consideramos nuestros amigos aparecen con estas ideas raras cuando tienen problemas en la política doméstica. Y está (la moción de hoy) es una de ellas”, señaló Yildirim ante un comité de líderes del gobernante e islamista partido AKP. Pero lo cierto es que a medida que aumentaba el tono amenazante desde Estambul, mayor consenso se levantaba en torno a la votación.

“Nuestra experiencia nos demuestra que la revisión de nuestro pasado, también del pasado de otros países, no solamente no afecta de forma negativa a nuestras relaciones, sino que nos ayuda a comprendernos mejor”, declaraba el presidente del Bundestag, Norbert Lammert, en su discurso de apertura de la sesión. “El actual gobierno de Turquía no es responsable de lo que sucedió hace cien años, pero sí lo es de lo que se piense en el futuro de aquellos hechos”, advirtió a la administración de Erdogan, despertando un aplauso unánime de la cámara al añadir que las amenazas contra la libertad de expresión de esta cámara parlamentaria son “absolutamente inaceptables”.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, había advertido hace solo unos días que esta moción podría afectar las relaciones entre Alemania y Turquía debido a que el texto menciona un “exterminio planificado” y lo destaca como ejemplo de los genocidios y limpiezas étnicas cometidos a lo largo del siglo XX. El entonces Imperio alemán fue durante la Primera Guerra Mundial el principal aliado militar del Imperio Otomano, cuyo sucesor legal es la actual República de Turquía, pero mientras Alemania desea calificar legalmente los hechos en esos términos, Turquía sigue negando el genocidio.

Dejá tu opinión

comentarios