Drogas

julio 17, 2015 11:44 am

La Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR) presentó los resultados de un estudio sobre consumo de sustancias psicoactivas en alumnos del Secundario y los resultados indicaron que la nueva edad en el inicio de drogas es de 14 años. El dato se desprende de un segmento del estudio que determina la situación en los más jóvenes, ahora conocida como la Nueva Marca de Inicio (alcohol, energizantes y marihuana).

La investigación fue realizada por el Observatorio Argentino de Drogas (OAD), dependiente de la SEDRONAR, en forma conjunta con el área de Adicciones de la provincia, como así también con la Universidad Nacional de Cuyo. Para la obtención de los datos se tuvieron en cuenta las declaraciones anónimas de 3.855 alumnos pertenecientes a escuelas del Gran Mendoza y alrededores.

Los resultados fueron puestos a disposición de la prensa en el marco del VI Estudio Nacional sobre Consumo de Sustancias Psicoactivas en Estudiantes de Enseñanza Media.

Alcohol, puchos y psicofármacos

El estudio mencionado señala, por ejemplo, que el alcohol es la sustancia psicoactiva más consumida por los estudiantes en todo el país, tanto entre los varones como entre las mujeres: la mitad (51%) de los adolescentes de entre 14 y 17 años declaró haber consumido bebidas alcohólicas durante el último mes.

Aunque el consumo de alcohol se incrementa con la edad de los estudiantes, debe señalarse que la mitad de los adolescentes de 14 años, o menos, ya habían tomado alguna bebida alcohólica alguna vez.

Las bebidas energizantes son la segunda sustancia psicoactiva más consumida entre los estudiantes secundarios. Así, el 67,5% de los estudiantes declaró haberlas consumido alguna vez en la vida, el 46,3% durante el último año y el 25,7% las ha bebido durante el último mes. Ocho de cada diez de estos estudiantes consumió bebidas energizantes en forma combinada con alcohol.

Respecto del consumo de psicofármacos, el 5,9% de los estudiantes secundarios declaró haberlos consumido alguna vez en la vida sin prescripción médica, y el 67,3% los consumió por primera vez antes de los 15 años. En tanto que también, sin prescripción médica, un 4,5% declaró haber consumido tranquilizantes y un 2,5 %, estimulantes. Al considerar la tendencia del consumo de psicofármacos en el último quinquenio (2009 – 2014) se observa que entre los varones no se registran cambios, mientras que entre las mujeres se perfila una leve tendencia ascendente.

En relación al consumo de tabaco, se evidencia una disminución del 25% en la proporción de fumadores en sólo cinco años: en 2009, un 20% de los estudiantes secundarios declaró fumar tabaco, mientras que en el 2014 la proporción descendió a un 15%. En este sentido, se considera que las políticas referidas a la regulación de la oferta y demanda de tabaco, impulsadas durante los últimos años por el Gobierno nacional, han tenido efectos positivos en la evidencia de una importante disminución en la proporción de población fumadora.

Marihuana y cocaína

Más del 15% de los estudiantes secundarios respondió que había probado alguna vez en la vida marihuana, y cerca del 12% ha consumido esta sustancia durante el último año. Las mujeres consumen menos que los varones: cerca del 20% de varones ha probado alguna vez en la vida y un 13,5% consumió durante el último año, mientras que entre las mujeres estos porcentajes se reducen al 13% y el 10%, respectivamente.

No obstante, esta diferencia es importante aclarar que entre las mujeres el consumo de marihuana muestra una tendencia ascendente en el último quinquenio (2009-2014).

La cocaína es una de las sustancias psicoactivas que es probada por los estudiantes en forma más tardía. La edad promedio a la que declaran haber probado por primera vez cocaína es de 14 años, observándose una disminución entre el 2011 y el 2014.

Por otra parte, menos del 4% de los estudiantes secundarios declaró haber consumido alguna vez en la vida cocaína, y sólo el 2% la consumió durante el último año.

Estos estudios sistemáticos –que realiza periódicamente la SEDRONAR, a través del Observatorio Argentino de Drogas (OAD)– tienen la importancia de permitir observar tendencias en relación con el consumo de sustancias a través del tiempo.

Cuestión de género

Otro punto sobresaliente que arrojó la encuesta provincial del Observatorio, es la equiparación por género en el consumo. El informe dice que hasta 2014 la proporción de consultas para tratamiento era del 80% de varones y 20% de mujeres.

“Hace unos diez años casi no había pedidos de mujeres para internación por tratamiento, por consumo problemático, pero en las guardias de los hospitales empezaban a crecer las consultas por los ingresos de chicas con cuadros de intoxicación”, reveló el especialista de la SEDRONAR Martín Teruel, quien puso de relieve que en el primer semestre de este año el pedido de tratamiento de mujeres ya se ubicó en un 30%, contra 70% en varones.

Dejá tu opinión

comentarios