TAPA

enero 13, 2015 11:21 am

En lo que va del verano es llamativa la cantidad de “escruches”, “entraderas” y ataques de “rompepuertas” ocurridos en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense en domicilios cuyos propietarios están en destinos turísticos. La policía lo llama “Efecto vacaciones”, y tiene a domicilios que se quedan sin moradores cuando sus propietarios parten hacia destinos turísticos, convirtiéndose en espacios que pueden ser
blanco de bandas delictivas que se dedican al vaciamiento de casas.

Se suman los hechos con “entraderas”, mediante engaños de todo tipo y aquellos perpetrados por los temerarios “rompepuertas”. En estas primeras semanas de la temporada de verano, se observa con alarma y preocupación la cantidad de casos registrados en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, según indicó este martes el Diario Popular.

Sobre este problema, el licenciado en Seguridad Pública Luis Vicat comentó que “en el último tiempo tenemos a las entraderas como el principal drama en torno a la inseguridad, sin embargo durante la primera etapa de este verano aumentó la cantidad de los llamados escruches, que son robos cometidos en ausencia de los moradores, y están los episodios de extrema violencia cometidos por los rompepuertas”.

Dejá tu opinión

comentarios