anticonceptivo 3

julio 16, 2014 6:24 pm

EL Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable lanzó la primera etapa de cobertura en 10 jurisdicciones del país, a las que llegarán 8.000 unidades destinadas a jóvenes de 15 a 19 años que hayan tenido al menos un evento obstétrico en el último año y que no tengan obra social o prepagas. Las adolescentes mendocinas que necesiten ser asistidas por este programa, lo obtendrán en otra etapa pero con el mismo objetivo: prevenir el embarazo no deseado y promover el cuidado y la planificación familiar. Es decir, la inclusión de este método busca disminuir el indicador de fecundidad y la tasa de natalidad en adolescentes, sobre todo en el primer o segundo embarazo.

Qué es el anticonceptivo subdérmico

También conocido como implante transdérmico o subcutáneo, es un anticonceptivo hormonal con forma de fósforo o varilla que se coloca sobre el codo, en la cara interna del brazo de la mujer. Dependiendo de su versión puede liberar hormonas 3 ó 5 años y tiene una efectividad del 99 %. Se coloca muy fácil y en escasos minutos con anestesia local. Además se considera poco invasivo, eficaz, seguro y propicio para quien quiere evitar un embarazo durante un largo periodo de tiempo. Además es reversible, por lo que puede retirarse cuando se desee, en el mismo consultorio médico donde se colocó. La ovulación tarda unas tres semanas en regresar y con ella la posibilidad de la gestación.

La varilla que se implanta en el brazo libera en forma progresiva una hormona llamada etonogestrel, la que inhibe la ovulación y produce un espesamiento del moco cervical dentro del útero de la mujer, lo que impide el paso de los espermatozoides. De esta manera, evita que la mujer quede embarazada.

Ventajas

– Es un anticonceptivo a largo plazo que desliga de la toma de pastillas y el riesgo de olvidar su ingesta.

– Puede extraerse cuando la mujer lo desee, aun cuando no haya finalizado su periodo de liberación de hormonas.

– Al ser retirado el retorno a la fertilidad se logra de manera más veloz que otros métodos.

– Es cómodo y discreto.

– Puede utilizarse durante la lactancia, ya que no afecta la cantidad ni la calidad de la leche materna.

– Al contener sólo progestágenos puede ser utilizado por mujeres que no toleran los estrógenos.

– Puede utilizarlo cualquier mujer en su etapa reproductiva sin importar su edad ni el número de embarazos que tuvo.

– Requiere de un seguimiento mínimo.

Desventajas

– No protege contra enfermedades de transmisión sexual, por lo que se recomienda el uso de preservativo para evitar su contagio.

– Irregularidad en las menstruaciones: no se puede prever el día de inicio y suelen ser más abundantes.

– Suele producir leve aumento de peso, retención de líquidos, acné y en pocos casos, depresión.

– Puede provocar complicaciones locales en el sitio de la incisión, tales como hematomas o infecciones.

– Puede generar quistes ováricos, dolores de cabeza o migrañas.

– No se recomienda si se tienen problemas de circulación sanguínea o cardíacos; tampoco para las mujeres que estiman estar embarazadas porque puede producir un embarazo extrauterino o ectópico; ni para quienes

padecen ciertos tipos de cáncer, entre ellos, el mamario.

– El implante puede perderse dentro del organismo y según su marca, puede ser difícil de encontrar ya que algunos no pueden detectarse mediante RX. También puede ser expulsado del organismo y/o provocar dolores

muy fuertes en el abdomen: se recomienda asistir al médico en cualquiera de estos casos.

– Su efectividad comienza a partir del séptimo día de su inserción por lo que es preciso utilizar otro método anticonceptivo durante esos siete días.

– Hay medicamentos que pueden afectar su eficacia, lo que hace imprescindible la charla previa con el médico.

– NO es recomendado para personas con obesidad o sobrepeso porque disminuye su eficacia en forma significativa.

Cabe aclarar que este insumo se suma a los trece con los que ya cuenta el Programa de Procreación Responsable, entre ellos, pastillas anticonceptivas y preservativos. El abanico disponible permitirá a las jóvenes elegir el más conveniente con la guía y el consejo de su médico, los promotores de salud o mediante las Consejerías en Salud Sexual y Reproductiva que se encuentran en centros de salud y hospitales.

En síntesis, el implante subcutáneo se suma a una variedad de anticonceptivos gratuitos y disponibles en los efectores públicos de salud. Más allá de las diferencias puntuales entre ellos, permitirá que las adolescentes vivan su sexualidad de manera libre pero responsable. No obstante, la contención de la familia y la educación que debe recibir tanto en su seno como en la escuela, son variables fundamentales e insustituibles para evitar embarazados no planificados.

Dejá tu opinión

comentarios