celu

mayo 8, 2016 10:48 am

Unos 5.000 teléfonos celulares son robados por día en la Argentina, por lo que el Gobierno alista estrategias para inutilizar por completo los aparatos siniestrados y desalentar así la demanda en el mercado negro. Los teléfonos celulares inteligentes (smartphones) se convirtieron en uno de los objetos más preciados para los ciudadanos de la era digital, que viven conectados a las redes sociales y sus casillas personales de correspondencia virtual.
Los teléfonos -cuyos precios van de los 1.500 a los 25.000 pesos- van a todos lados con sus dueños y son utilizados con mucha frecuencia en las calles, por lo que los delincuentes los buscan habitualmente, incluso con situaciones muy violentas. El director de GSMA para América Latina, Sebastián Cabello, señaló que las operadoras móviles reportan 5 mil celulares robados por día en Argentina, cifra que ya había sido adelantada por la Cámara de Agentes de Telecomunicaciones Móviles de Argentina el año pasado, publicó el Diario Popular.
“El robo de celulares es un tema que afecta a toda la región”, afirmó Cabello y anticipó el nuevo sistema que se implementará desarrollado por las operadoras junto al Ente Nacional de Comunicaciones para intentar combatir este flagelo. “Se combate mediante los operadores, compartiendo información de cada celular robado subiéndolo a una lista negra o bloqueando los celulares que ya han sido bloqueados por otro operador, no permitiendo que un celular robado de una red se habilite en otra”, dijo el experto.
El especialista aclaró que esto no será suficiente, sino que tiene que darse un trabajo conjunto de fabricantes, Gobierno y los propios usuarios. “Los usuarios no deberían comprar celulares robados y tiene que tener conciencia de que hay que denunciar el celular robado, si no, no se activa ningún mecanismo de control”, dijo.
Es por este motivo que hay un gran desfasaje entre las cifras de celulares que denunció CATEMA y ahora las operadoras, con respecto al número oficial, ya que pocos casos de robos son denunciados.

Dejá tu opinión

comentarios