destacamento-maximo-paz

noviembre 4, 2014 1:00 pm

Un joven de 20 años fue detenido por su presunta participación en el ataque a un policía, que fue cometido por un grupo de jóvenes en el destacamento de la localidad bonaerense Máximo Paz, en el partido de Cañuelas, para liberar a dos detenidos. El detenido, de apellido Rodríguez, fue arrestado en una casa de la localidad de Monte Grande, en la que se había refugiado.

El hecho, ocurrido el domingo por la madrugada y conocido hoy, se produjo cuando un grupo de jóvenes liderado por un adolescente de 15 años
copó el destacamento y tras apuñalar al oficial a cargo liberaron a dos cómplices que habían sido detenidos sospechados de robar un automóvil.
El ataque ocurrió el pasado domingo a la madrugada en el destacamento de la localidad de Máximo Paz, partido de Cañuelas, donde ayer según fuentes del Ministerio de Seguridad, relevaron al comisario.

El policía herido, Matías Sanguinetti, de 32 años, fue apuñalado dos veces (una cerca del cuello y otra en el tórax que le perforó un pulmón) y está internado en un sanatorio de Avellaneda. Cuando se despertó dijo no recordar nada. “Está en terapia intensiva, pero se va a recuperar”, contó a la prensa su padre, Miguel Sanguinetti.

El insólito episodio había comenzado el sábado cerca de las 22, cuando una patrulla encontró abandonado un Peugeot 505, encajado en una banquina y que había sido robado en Lomas de Zamora. Al realizar las tareas de remoción, los uniformados se cruzaron con otro auto cuyos ocupantes, el adolescente de 15 años y dos hombres de 24 y 29 años y una mujer de 33, habrían realizado “maniobras sospechosas”. Según los uniformados en ese auto, un Renault Mégane, fueron encontradas las llaves del Peugeot 505.

Todos terminaron en el destacamento para los trámites de identificación. Unas horas después el instructor permitió que un familiar retirara al adolescente, mientras continuaba con las actuaciones en el destacamento. “Estaban en condición de demorados, a la espera de la intervención de la fiscalía y el juez”, explicaron.

El adolescente liberado volvió con otros dos muchachos y atacaron a Sanguinetti, que había quedado solo. Luego de herir al oficial le robaron el arma, pasaron al sector de los calabozos y liberaron a los detenidos. La mujer que había sido demorada estaba en el mostrador. La comisaría quedó vacía.

Cuando fue atacado, Sanguinetti alcanzó a enviar un mensaje de texto a un guardia de la municipalidad pidiendo auxilio, que a su vez avisó a policías de otras comisarías. “Todos están identificados y los están buscando por la zona”, dijeron desde el Ministerio. En la Jefatura de Policía trascendió que el responsable de la seccional, Ramón Bogado, fue separado de su puesto y en las próximas horas asumiría un nuevo jefe.

Dejá tu opinión

comentarios