Aranguren Cornejo

agosto 1, 2016 7:00 pm

El ministro de Energía, José Aranguren, estuvo en la provincia de Mendoza para visitar la planta de IMPSA en el carrril Rodríguez Peña.

En conferencia de prensa el funcionario del gobierno de Macri aseguró: “No vamos a dejar de importar continuamente energía porque sería difícil que un país como Bolivia le venda su gas natural a otro país que no sea Argentina o Brasil”.

Aunque se mostró optimista al asegurar que si la Argentina hace las cosas bien, en cuatro o cinco años podremos dejar de importar gas licuado.

Además detalló que “el objetivo no es necesariamente reducir el déficit fiscal, que hoy es una consecuencia. Nuestro objetivo es que haya energía”.

Dejá tu opinión

comentarios