vagina

julio 7, 2014 11:56 am

El jueves pasado, en el Museo d’Orsay en Paris (Francia), la artista luxemburguesa Deborah de Robertis sorprendió al sentarse frente al controvertido cuadro “El origen del mundo”, de Gustave Courbert, y exhibir su sexo frente a todos los visitantes durante varios minutos, como parte de una performance.

La obra de Courbet muestra un sexo femenino en primer plano, por lo que la luxemburguesa llamó a su presentación “Espejo del origen”.  De Robertis explicó al diario Le Monde: “Mi obra no refleja el sexo, sino el ojo del sexo, el agujero negro. Mantuve mi sexo abierto con las dos manos para revelarlo, para mostrar lo que no se ve en el cuadro original”.

Además, la artista aseguró al medio francés que no es la primera vez que recrea el cuadro en el museo parisino. Según ella, hace un mes desnudó parte de su cuerpo allí para que le tomasen una foto.

El video que reproduce la actuación de Robertis fue censurado en varios portales. En él se muestra cuando la artista, vestida de dorado, entra en la sala donde se encuentra “El Origen del Mundo” y comienza a recitar “Yo soy el origen, yo soy todas las mujeres. No me has visto, quiero que me reconozcas. Virgen como el agua creadora de esperma”. Acto seguido, destapa su vagina y se comienzan a escuchar algunos aplausos.

De Robertis no contaba con autorización del museo para realizar la performance, por lo que enseguida entraron en escena agentes de seguridad del mismo, que intentaron disuadirla de su presentación. El Museo d’Orsay se negó a pronunciarse al respecto de lo ocurrido frente al cuadro de Coubert.

Dejá tu opinión

comentarios