steve

agosto 25, 2016 11:06 am

Steve Irwin, más conocido popularmente como “El cazador de cocodrilos”, falleció a los 44 años tras ser alcanzado por el aguijón de una raya mientras buceaba en Batt Reef.

Pero 10 años después de este episodio salieron a la luz datos de su autopsia que la familia de Irwin intentó ocultar.

Asegura que Steve estaba drogado al momento de su muerte. Al parecer, el hombre había ingerido hongos alucinógenos y los investigadores pidieron que su cuerpo sea exhumado para una segunda autopsia.

Dejá tu opinión

comentarios