DOCU_IDEAL

noviembre 4, 2014 8:58 am

De acuerdo a lo publicado hoy en el sitio Infobae.com, muchas personas que quieren ingresar al ProCreAuto II para comprar un vehículo nuevo con créditos blandos se encontraron en los últimos días con dificultades en las concesionarias y en las sucursales de los bancos. Si bien no hay una resolución oficial, los atrasos en las entregas son tan grandes que en muchos lugares evitan tomar los formularios.

Aquellos que sí lograron presentar los papeles para acceder al financiamiento a tasa baja viven una situación traumática. En las redes sociales arrecian los mensajes de los usuarios que están esperando respuestas, generalmente de las automotrices con las cuales tenían un acuerdo previo.

Hay clientes que ingresaron en la primera etapa del ProCreAuto y aún no pudieron retirar el vehículo. El Gobierno fijó como fecha límite el 24 de noviembre. El embudo repercute en la segunda fase del plan, donde las dificultades desalientan la demanda en una iniciativa que en su lanzamiento había generado un fuerte interés entre los consumidores.

Todas aquellas personas que tienen el crédito aprobado y la factura de compra del auto deben recibir la unidad antes del nuevo límite temporal, de lo contrario la empresa terminal o concesionaria podría ser sancionada con fuertes multas por parte de la Secretaría de Comercio, a cargo de Augusto Costa.

Al respecto, desde Comercio informaron a Infobae que “toda persona que haya tenido la certificación de aprobación del crédito del Banco Nación hasta el 24 de setiembre tiene el derecho a ingresar en el ProCreAuto I a los precios de ese plan, pero si fue aprobado después de esa fecha ingresa al ProCreAuto II, con los nuevos precios acordados para las unidades”.

Además las personas que tienen un crédito aprobado en el Banco Nación pero al momento de iniciar el trámite no especificaron el auto que querían comprar, podrán utilizar los fondos asignados para adquirir cualquiera de las unidades que forman parte del programa. Son pocos estos casos, porque la mayoría de las sucursales del Nación exigen datos sobre el vehículo y el lugar de compra para iniciar el papeleo.

Otro inconveniente que surgió como consecuencia del retraso en las entregas del ProCreAuto I fue que se demorara la aprobación de los préstamos del ProCreAuto II que, de acuerdo a lo informado por el Banco Nación Argentina, vence los primeros días de 2015, pero que se podría prorrogar más allá de esa fecha si las entregas de las terminales automotrices a las concesionarias continúan demorándose./ Fuente: Infobae.com

Dejá tu opinión

comentarios