julian-assange

noviembre 4, 2016 8:27 pm

Julian Assange ha asegurado este viernes que el “status quo” establecido en Estados Unidos no permitirá al candidato republicano Donald Trump convertirse el próximo martes en presidente del país. En una entrevista difundida por el canal ruso de televisión RT, el fundador de WikiLeaks también ha suministrado información sobre el presunto apoyo que Arabia Saudí y Qatar, países aliados de Washington, han brindado a Daesh y otros grupos terroristas suníes.

“A Trump no le dejarán ganar ¿Por qué lo digo? Porque tiene a todo el poder establecido en su contra”, ha afirmado Assange. Estas declaraciones se enmarcan en el contexto de acusaciones cruzadas entre Estados Unidos y Rusia, en concreto sobre el apoyo que Moscú brinda al candidato republicano.

El fundador de WikiLeaks, que colabora desde hace años con RT, la cadena de noticias estatal del Kremlin que emite en inglés, español y árabe, también ha destacado que el magnate cuenta con el respaldo de un solo grupo de poder: “los evangélicos”. “Los bancos, los servicios de inteligencia, las compañías de armamento, el capital exterior, etc…, están todos unidos tras Hillary Clinton”, ha explicado.

Assange ha agreagado que “los medios de comunicación también” apuestan abiertamente por la victoria de la candidata demócrata en las elecciones presidenciales. “Los propietarios de los medios y los mismos periodistas también”, ha precisado. En un adelanto de la entrevista divulgada este viernes el fundador de WikiLeaks exculpa al Kremlin del ataque cibernético que permitió la publicación de los correos electrónicos de Clinton. “Clinton ha declarado, falsamente, en numerosas ocasiones que 17 agencias estadounidenses consideran que Rusia es la fuente de nuestras publicaciones. Esto es falso”, ha indicado.

Assange ha acusado a la antigua Secretaria de Estado y a sus asesores de “proyectar una histeria neomacartista de que Rusia es responsable de todo”. “Podemos decir que el Gobierno de Rusia no es la fuente”, ha explicado Assange desde la embajada de Ecuador en Londres, donde se encuentra refugiado desde hace cuatro años.

En los últimos meses WikiLeaks ha publicado más de 30.000 correos electrónicos de Clinton de un servidor privado que empleó cuando era secretaria de Estado y más recientemente la correspondencia confidencial de John Podesta, el jefe de campaña de la candidata demócrata. El portal también divulgó cerca de 20.000 correos electrónicos enviados y recibidos por miembros del Comité Nacional Demócrata (DNC), en los que queda en evidencia la actitud despectiva de la cúpula del partido hacia Bernie Sanders durante las primarias.

Desde un principio, Clinton y sus asesores acusaron a Rusia de piratear sus correos y de estar detrás del ciberataque cometido contra el DNC con el objetivo de suministrar munición a WikiLeaks y beneficiar a Trump. En respuesta, Putin ha acusado a Clinton de intentar “desviar la atención” sobre el contenido de dichos mensajes y los “problemas reales” que aquejan a la sociedad norteamericana con cortinas de humo como las “histéricas” acusaciones de ciberataques rusos.

“¿Acaso Estados Unidos es una república bananera? EEUU es una gran potencia ¿Cómo puede Rusia influir en la elección del pueblo estadounidense?”, afirmó el mandatario.

Dejá tu opinión

comentarios