doble atentado

julio 17, 2015 8:24 pm

Al menos nueve personas han muerto como consecuencia de una cadena de atentados suicidas perpetrados este viernes en la ciudad nigeriana de Damaturu, en el noreste del país, durante la fiesta del Eid que celebra el fin del Ramadán.

En total más de un centenar de personas han fallecido durante las últimas 24 horas en el noreste del país si se suman los 49 muertos, la mayoría niños, por otra cadena de explosiones en un mercado de la localidad de Gombe.

Los explosivos iban conectados a los cuerpos de dos mujeres (una anciana y una niña de 10 años), un ‘modus operandi’ propio de la organización terrorista Boko Haram, que en muchas ocasiones obliga a la gente a ponerse chalecos bomba.

Las dos explosiones fueron prácticamente simultáneas y se registraron en la zona de Layin Gwange, un espacio abierto dedicado a la oración de los fieles. La primera de ellas dejó al menos cuatro muertos y siete heridos. La segunda, cinco fallecidos y otras once personas con heridas de diversa consideración, según el portavoz del Ejército nigeriano, coronel Sani Usman. Pese a que no se han reivindicado los atentados, todas las sospechas apuntan al grupo extremista Boko Haram.

Pese a estos dos graves atentados en las últimas 24 horas, el Ejército insistió en que la situación “está bajo control” e instó a la población a mantener la calma. “Ningún acto terrorista va a disuadir nuestra determinación para acabar con el terrorismo y la insurgencia”, se aseguró en el comunicado.

 

Dejá tu opinión

comentarios