drogas

abril 16, 2016 3:08 pm

Al menos cinco personas murieron anoche en una fiesta electrónica en el complejo Costa Salguero. Y el consumo de drogas sintéticas y su peligrosidad volvieron a quedar sobre la mira de la sociedad. Para la médica psiquiatra Geraldine Peronace, experta en adicciones, la razón estaría en “las pastillas que vienen adulteradas”, y alertó por el aumento de la ingesta de este tipo de sustancias ilegales. “Cada 15 días está saliendo una sustancia nueva y en Europa la frecuencia es una vez por semana”, afirmó hoy la doctora, quien aseguró que “es imposible” saber cuáles drogas novedosas están a la venta en el circuito nocturno.
“Cuando doy clases y me toca enseñar sobre éxtasis, nunca sé de qué voy a hablar porque no tengo un trabajo que tipifique qué tipo de pastillas están consumiendo nuestros jóvenes. Hay 10 mil variantes en el mercado”, ejemplificó. La médica precisó que este tipo de comercio ilegal está creciendo en todo el mundo, a partir de los avances científicos y tecnológicos y la puesta en marcha de laboratorios clandestinos.
“En psiquiatría sabemos más sobre receptores cerebrales. El narcotráfico (aprende de esto) y hace drogas más puntuales y específicas. Los bioquímicos que trabajan para ellos saben donde tocar para dar con un determinado receptor”, desarrolló.
Acerca sobre la peligrosidad de la sustancia consumida anoche, la experta en adicciones evaluó que se trataría de una metanfetamina, un compuesto relativamente barato con el que las personas suelen intoxicarse por sobredosis. “La macana de esta sustancia es que tarda un montón en hacer efecto. Los chicos esperan a que ‘les pegue’ y como no les pega se toma dos o tres dosis. Entonces, cuando les llega el efecto están intoxicados o les produce la muerte”, afirmó en declaraciones a radio Mitre.
Peronace lamentó la falta de políticas de prevención específicas para los que ingieren drogas de diseño: “No asumimos que hay un consumo de sustancias que no tiene que ver con la marginalidad y el hambre. Hay otra sociedad que está insertada, estudia y trabaja, y cuyo ocio moderno viene acompañado sustancias nos guste o no”.
Frente a este problemática, la médica citó como ejemplo en materia de prevención una experiencia desarrollada en el boliche más grande de Suiza. “En esa discoteca la gente muy prolijamente hace cola con la sustancia que va consumir. Hay un laboratorio dentro en el cual se toma una muestra de la sustancia, se analiza, y en 5 minutos se sabe si la pastilla está adulterada o no. Esto es prevención terciaria. La gente ahí estaba drogada, pero no había casos de sobredosis o muerte”.

Dejá tu opinión

comentarios