gripeA

mayo 22, 2016 10:43 am

Ya son cinco los muertos por gripe A en Santa Fe y cuatro de ellos pertenecían a grupos de riesgo. Por otra parte, en Rosario hay seis personas internadas, una con pronóstico reservado y todos pertenecen al tipo A H1N1, según confirmaron el ministro de Salud de esa provincia, Miguel González, y el secretario de Salud de la Municipalidad de Rosario, Leonardo Caruana.
Estos se suman a los dos casos fatales registrados en Jujuy (ambas víctimas integraban grupos de riesgos y no estaban vacunados; hay otros cuatro contagiados y 18 casos más en estudio) y a los cuatro de Salta (también personas adultas que padecían la gripe A y pertenecían a grupos de riesgo). Además, señalaron que hay otros 162 casos en observación que están infectados por la epidemia, de los cuales un centenar fue detectado en la capital salteña, de acuerdo a los estudios realizados sobre un millar de personas.
Según los funcionarios santafecinos, el primer caso fue detectado por la Unidad Centinela del Instituto Coni el 25 de abril. Asimismo, destacaron que todos loscasos graves confirmados durante 2016 recibieron tratamiento según el protocolo.

Vacunación
González destacó la importancia de la vacunación dado que “ninguno de los casos mencionados había recibido la dosis contra la influenza” y agregó que tanto el gobierno provincial, como la municipalidad de Rosario “están trabajando para completar la vacunación en la población de riesgo, tarea que se está llevando a cabo con efectividad, con la presencia de la vacunas en todos los centros de salud y teniendo un vínculo directo con los efectores provinciales y municipales para ir monitoreando cómo van apareciendo y creciendo los casos en la provincia”. El virus de la gripe o influenza “se presenta con un cuadro de fiebre alta, tos y dolores musculares que pueden ser leves o moderados y que, en general, se resuelven en personas sanas”, detalló el ministro.
Por su parte, Caruana dijo que “la vacuna está disponible en más de las 100 instituciones que hay en la ciudad” de Rosario y precisó que “ante esta situación es fundamental la prevención, como la higiene y el lavado de manos principalmente”.
A continuación, señaló que es importante “reservar las consultas con el médico para los casos urgentes, porque las salas de espera y las guardias tienen gente con secreciones respiratorias y hay mucho riesgo de contagio”.

Vigilancia
La estrategia de vigilancia contempla la toma de muestra para confirmación sólo en casos ambulatorios por parte de la Unidad Centinela, la detección en pacientes críticos internados en UTI de efectores públicos y privados, y en pacientes pediátricos internados con panel viral positivo para influenza.
En aquellas personas que poseen factores de riesgo, se pueden generar complicaciones, siendo la neumonía el cuadro más frecuente por lo cual se vuelve muy importante la consulta precoz.

Para prevenir la enfermedad
Es importante:
Estimular la lactancia materna y no suspenderla aunque la madre esté enferma con un cuadro respiratorio. La prevención de la mayoría de las enfermedades empieza con la lactancia materna que transmite las defensas para enfrentarlas con mejores condiciones.
Tener el esquema de vacunación al día. Se recuerda que los niños menores a dos años deben recibir las vacunas BCG y anti hepatitis B (al nacer), sabin, pentavalente, antineumocócica 13 valente, rotavirus, triple viral, anti hepatitis-A, varicela y, entre seis meses y dos años, dos dosis de vacuna antigripal.
Generar ambientes libres de tóxicos: evitar el humo de cigarrillo que disminuye el funcionamiento de las defensas del aparato respiratorio en los niños más pequeños y no fumar en espacios cerrados. Cuidar el aire interior de las viviendas también requiere evitar el humo de leña, ventilar las habitaciones donde hay brasas o una llama porque producen un gas tóxico, cuidar la casa del moho y la humedad para prevenir el desarrollo de bacterias y evitar la aplicación de insecticidas en aerosol.
Lavarse frecuentemente las manos al regresar a la casa.
Evitar llevar los niños a ambientes cerrados con mucha gente: en estos espacios se favorece el contagio de infecciones respiratorias.
Consultar inmediatamente si el niño está enfermo, bajarle la fiebre con paracetamol y concurrir a un efector cercano al domicilio. Prestar atención a los signos de alarma es la mejor manera de detectar y tratar a tiempo las infecciones respiratorias impidiendo que se agraven

Signos de alarma
Las autoridades sanitarias señalaron que “prestar atención a los ‘signos de alarma’ es la mejor manera de detectar y tratar a tiempo las infecciones respiratorias impidiendo que se agraven.
Si un niño presenta fiebre alta, respiración con pausas y agitación, está pálido, decaído, adormecido y no tiene hambre, es necesario llevarlo sin demora al centro de salud más cercano a su domicilio.
Además, dado el comienzo de la circulación del virus y las bajas temperaturas reinantes, en el marco de la estrategia de prevención de esta enfermedad estacional es fundamental la vacunación contra la gripe en grupos de riesgo, con vacuna trivalente (con protección para H1N1 + H3N2 + B). La misma está disponible en todos los centros de Salud de la provincia.

Dejá tu opinión

comentarios