protestas modificado

diciembre 23, 2014 8:49 am

Las protestas de grupos de ciudadanos y organizaciones de protección del medio ambiente en territorios de Nicaragua por donde pasará el canal interoceánico obstaculizan desde hace unos seis días el tránsito en algunos tramos de la principal carretera que cruza el país del Caribe Sur. Productores, campesinos y ecologistas advierten al presidente Daniel Ortega que no están dispuestos a vender sus propiedades a la firma china HKND Group.

Al parecer, el Gobierno no previó el malestar que generaría la concesión de la obra del canal al empresario chino Wang Jing. Ahora se ve con preocupación las protestas de los propietarios de fincas, que juran que solo saldrán muertos de sus tierras. La empresa china necesita comprar las propiedades que se encuentran en la ruta donde se construirá la vía acuática entre los océanos Atlántico y Pacífico.Miles de campesinos acompañados de organizaciones ambientalistas se han hecho con el control de algunos tramos de  la carretera. Las organizaciones de derechos humanos temen que la Policía Nacional actúe con fuerza para desalojarlos, lo que puede derivar en enfrentamientos.

El presidente Ortega y responsables de la compañía china tenían previsto inaugurar a principios de semana, en la capital, Managua, el comienzo de las obras del canal que, según los cálculos oficiales, deberán concluir en 2019. El Gobierno intentaba darle un toque festivo al acto de inauguración de la megaobra. Sin embargo, se ha visto enturbiado por la protesta de los campesinos en el interior del país.

El Gobierno ha mantenido una fuerte presencia policial para garantizar la inauguración de una trocha por donde se moverá la maquinaria pesada que deberá ser utilizada para construir el canal.

Las obras de este gigantesco proyecto de megaingeniería y que seguramente será el más importante del segundo decenio del siglo XXI  costarán según las estimaciones unos 50.000 millones de dólares.

 

Dejá tu opinión

comentarios