violencia-familiar

junio 12, 2016 9:06 am

El Senado de la Nación aprobó el proyecto de ley para declarar la emergencia contra la violencia de género a nivel nacional, proyecto que será tratado dentro de pocos días en la Cámara Diputados. En ese sentido, la directora de Género de la Provincia, Silvina Anfuso, explicó en un medio local que “es importante resaltar que esta es una demanda del año 2012, que de alguna manera actualiza lo que se viene pidiendo en la asignación presupuestaria para poder implementar el tan requerido plan nacional para prevenir y erradicar la violencia hacia la mujer.

Con referencia al presupuesto, la funcionaria dijo que actualmente no hay, ya que el que existía era para el funcionamiento del Consejo Nacional, y la ley 26.485 –sancionada en el año 2009– decía que el Consejo Nacional es el órgano que debe aplicar la ley y para eso tenía que instrumentar un plan nacional para todo el país de cómo se van a llevar adelante las distintas políticas y programas para revertir este flagelo social. Con esta situación de emergencia lo que se hace es destinar ya la partida presupuestaria para empezar a implementar las diferentes acciones que hay que hacer para abordar esta problemática”.

Por otra parte, opinó que “hay un ánimo de aprobar (la ley), me parece que la movilización de #Ni Una Menos viene marcando la agenda de la importancia que tiene este tema. Es importante resaltar que sin esta movilización que la sociedad pone en agenda como tema prioritario, quizás estaríamos con el plan de emergencia con suerte para el próximo año. Es importante que se apruebe esta ley”.

“Uno es un programa de asistencia económica para mujeres en situación de violencia directa, otro tiene que ver con instrumentar dispositivos para el incumplimiento de la prohibición de acercamiento. Es decir, que haya un monitoreo efectivo en relación a estas medidas de protección y después todo lo que obedece a capacitaciones, observatorios y la creación de muchos más dispositivos y refugios para el momento de emergencia cuando la mujer decide desvincularse al agresor y necesita mecanismos de protección”, explicó Anfuso.

También opinó que “hay que aceitar tanto los mecanismos de asistencia como los judiciales, inclusive es necesario e importante porque podemos tener todos los dispositivos de protección que hoy se están empezando a construir, pero también es necesaria la sanción hacia el agresor porque si no estamos refugiando a las mujeres pero no tenemos nada que nos indique en relación al desacato sistemático de los agresores en relación a la prohibición de acercamiento. Todas estas medidas van a ir favoreciendo la protección de las mujeres que es lo primero que necesitamos pero por supuesto que esto es un problema cultural, es decir que las capacitaciones permanentes que se incorporen están en la currícula de educación porque necesitamos ir modificando las pautas culturales que favorecen a este problema.

En referencia al aumento de los casos de muerte derivados de la violencia de género, la funcionaria mendocina confirmó que “vienen creciendo. Hay tres estadísticas y lo que plantea el plan es que las vamos a tener que unificar porque un dato es el que tiene el Ministerio Público que son las fiscalías donde realizan las denuncias, otro datos es de los dispositivos psicosociales que es el que realiza el acompañamiento de la mujer y otro la Oficina de la Corte. En todos da un incremento, inclusive podemos decir que del total de las denuncias que se realizan en estos ámbitos, el 70% obedece a la problemática de violencia de género. Es muy alto”, indicó.

Y agregó que “es importante plantear que estamos en un momento complicado como país, en términos de recesión e inflación, y algunas veces ocurre que las mujeres son animadas a realizar la denuncia y dicen que después vuelven. Esto se debe a que el factor económico, cuando la distribución de los trabajos y los dineros los hombres son más beneficiados, termina siendo un mecanismo por el cual a veces las mujeres ceden y se sienten frustrada. Siempre es importante este tipo de medidas pero hoy más que nunca porque nos está empezando a aparecer esta situación, donde mujeres nos llaman diciendo que no quieren volver porque quieren vivir libres de violencia pero se sienten atadas de manos porque él es el proveedor y se empiezan a minimizar estas problemáticas porque se priorizan otras situaciones de desesperación y de crudeza”.

“Quiero aclarar que en la provincia ya habíamos ajustado un fondo para asistir a las mueres en esta situación pero todo lo que signifique favorecer la asistencia de las mujeres para que pueden tener una vida libre de violencia y por supuesto que esto sea una política sostenida en el tiempo y siempre trabajando los factores culturales”, cerró Anfuso.

Dejá tu opinión

comentarios