Boudou7

julio 20, 2014 8:53 am

La causa contra Amado Boudou por presuntas irregularidades en dos viajes en helicóptero sigue avanzando en la Justicia, luego de que el sobreseimiento del vicepresidente fuera revocado por la Cámara Federal. Se trata de una investigación por el uso de un helicóptero de la Gendarmería para un viaje de campaña y el de una empresa privada para un viaje en la ciudad de Necochea: la causa había sido cerrada en primera instancia por el juez Luis Rodríguez, pero el fiscal Carlos Rívolo y luego su colega de segunda instancia, Germán Moldes, apelaron el sobreseimiento porque consideraron “prematura” la decisión, lo que fue avalado por la Cámara.

El piloto y directivo de la empresa Ecodyma, Marcelo Juan Scarmellini, declaró ante la Justicia que fue una “gauchada” que realizó al titular del Senado aquel 17 de diciembre de 2011 para trasladarlo unos 20 kilómetros desde el aeródromo de Necochea hasta el Casino de esa ciudad, ubicado en el parque Lilio. La declaración del empresario fue en el marco de esa otra causa contra Boudou, en donde se lo investiga por supuesta recepción de dádivas, delito que contempla una pena de hasta dos años de prisión.

Ante el juez Rodríguez, Scarmellini explicó que el helicóptero que él piloteo es propiedad de la empresa Ecodyma, en la cual él y sus hermanos son directivos y sus padres titulares de la misma. La firma –él lo detalló- fue contratista de obra pública del Estado y hace 55 años está inscripta en el registro de contratistas tanto de la Nación como de las provincias y municipios. Scarmellini dijo que no le pagaron por el viaje sino que fue “una gauchada” tras un pedido que le hizo el entonces intendente de Necochea Horacio Tellechea, quien también estuvo en ese viaje.

Además, la Justicia intenta conocer los detalles de otro viaje que hizo el vicepresidente a Mercedes el 6 de agosto de 2011 a bordo de un helicóptero de la Gendarmería Nacional para asistir a un acto electoral.

Dejá tu opinión

comentarios