Bache calle

mayo 19, 2016 6:30 pm

Las incesantes lluvias de los últimos días, literalmente no han hecho más que profundizar los baches y pozos en las calles de Guaymallén, Godoy Cruz, Las Heras, Maipú y algunas zonas de la Ciudad. La falta de inversión en carpetas asfálticas muy viejas, dejó muchas calles en condiciones que parecen haber sido impactados por cohetes.

La verdad es que lo poco que han podido hacer las nuevas gestiones (con excepción de Maipú y Capital que no sufrían tanto estos problemas, pero hoy sí los padecen) fue tapar con alquitrán los huecos de las principales vías, pero esto no es más que una solución temporal, ya que con las primeras lluvias fuertes del año el material se levanta y el agujero queda mirando el cielo, nuevamente.

Las zonas más afectadas de la provincia, según denuncias recibidas en el correo de lectores de El Ciudadano son Dorrego, San José, Benegas, Villa Marini, Carrodilla, Chacras de Coria, barrio Bancario, barrio 21 Julio, La Puntilla, Las Tortugas, barrio La Favorita, Las Heras (casi todo el municipio), San Francisco del Monte, y la lista sigue en forma casi interminable.

Gente sin techo: el 911 suena sin parar

Fuentes policiales confirmaron una realidad que se sospechaba: todavía queda mucha gente que con esta lluvia no le queda otra que buscar cobijo bajo un puente. Un operario del servicio 911 (número que atiende estos reclamos) dijo que por noche se reciben entre 10 y 15 llamados, en donde alguien de buen corazón pone en conocimiento a la Policía que hay una o varias personas sin casa, bajo la lluvia y con temperaturas que desde hace varios días no superan los 8 grados de sensación térmica.

Las lluvias siguen hasta el domingo y vuelven el martes

Sólo durante el día de ayer, el Servicio Meteorológico Nacional envió tres alertas climáticas que afectaban a la provincia en todo su territorio.

Por lo pronto, los pronósticos confirman que tendremos agua para rato y sólo durante el domingo podremos disfrutar del aire libre y los rayos del sol.

Inclusive, el extraño fenómeno de origen en los efectos del calentamiento global, se extendería, como mínimo, hasta el martes que viene, día en que Mendoza volvería ser la tierra del sol y el buen vino.

Mientras tanto, como dice la canción infantil, la vieja permanecerá en la cueva, los pajaritos seguirán cantando para que luego ella se levante y, sin otra alternativa, vuelva a refugiarse como indica la tradición local.

Dejá tu opinión

comentarios