baldasso

julio 3, 2014 8:55 am

Luego del fallo de la Suprema Corte de Justicia que le impide a la Provincia tomar nuevos créditos, el ministro de Infraestructura, Rolando Baldasso, explicó que si bien todavía el Gobierno no recibe la notificación oficial, hay dos incisos en los que claramente queda expresado que no se puede continuar con todos los programas de financiamiento que el Estado provincial ya tenía comprometidos.

“El fallo prohíbe dos tipos de reconducción presupuestaria: una, que es el endeudamiento que se va a tomar para compensar los déficits del Presupuesto provincial, que son necesarios para la obra pública (inciso B), y la otra que prohíbe al Gobierno seguir adelante con los créditos que ya tenía tomados y que financian la obra pública (inciso E)”, tal como explicó Baldasso.

Sobre este último punto, el titular de Infraestructura aclaró que el escrito indica que no se puede seguir adelante con todos los programas de financiamiento que ya se tenían tomados y que estaban siendo aplicados. “Aquí hay una orden, más que una idea nuestra, de querer parar por si nos alcanza o no el presupuesto”, aseguró.

Según explicó Baldasso, el fallo alcanza todo tipo de financiamiento que provenga de fuera de la provincia y que, en la mayoría de los casos, ya estaban preacordados. “No estoy estudiando paralizar, la Corte nos ha ordenado paralizar”, subrayó.

Un claro ejemplo del alcance del freno de la Corte se da en la construcción de la tercera trocha del Acceso Sur, cuyo desembolso ya había sido acordado con Nación, y se haría a través del Fondo Fiduiciario de Infraestructura Regional.

“El dinero está comprometido desde Nación, pero técnicamente al ser un préstamo para la Provincia que la Nación repone apenas termina la obra, operativamente no se puede ejecutar”, según detalló el ministro.

En cuanto a las obras ya licitadas y adjudicadas, Baldasso anticipó que la decisión de la Corte abre la posibilidad de que las empresas constructoras inicien medidas judiciales contra el Estado debido a que al quedarse sin caja no se pueda pagar las obras que tienen contrato.

Por último, Baldasso analizó: “Cortar las obras, pararlas y volverlas a arrancar es una medida que indefectiblemente generará recesión”. / Fuente: Prensa Gobernación

Dejá tu opinión

comentarios