godoy river

octubre 12, 2014 10:06 am

Luego de varios años de propuestas amarretas, de equipos timoratos y de carencia de audacia colectiva, el Torneo de Transición, sin proponérselo, le dio vida al apagado fútbol nacional. Los equipos se soltaron sin pensar en promociones o descensos y cambiaron el paradigma. Ahora se piensa más en el arco rival que en mantener el cero en el propio.

Con el River de Gallardo como bastión de esta propuesta y el que más equilibrio ha conseguido, la llegada de Jorge Almirón a Independiente, el recientemente ascendido Defensa y Justicia, el Banfield de Almeyda y el siempre arriesgado Godoy Cruz han provocado un efecto dominó y ahora, casi todos, proponen más de lo que destruyen.

Es cierto todo tiene su costo: lo sufren las defensas o quedan en evidencia falencias individuales, pero gana el espectáculo. Las propuestas son osadas y cuesta que un encuentro termine sin goles. Godoy Cruz protagonizó un partidazo el pasado lunes en Mendoza con Independiente y este viernes compartió marquesina con Lanús. El equipo de Carlos Mayor fue protagonista de una levantada épica que terminó en empate con 3 conquistas por bando y con el espectador como único ganador de tamaña muestra de coraje, decisión y solidaridad para con el compañero.

No sabemos todavía quien será el campeón ni quiénes terminarán últimos. Lo que podemos asegurar es que el espectáculo revivió. Bienvenido fútbol.

Dejá tu opinión

comentarios