primer ministro

mayo 19, 2016 9:10 pm

Después de días de incertidumbre sobre quién sería el elegido para sustituir a Ahmet Davutoglu, actual líder del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) y primer ministro, la nominación ha recaído sobre el candidato más previsible, Binali Yildirim.

Yildirim es ministro de Transportes y Comunicaciones y uno de los miembros del Gabinete más cercanos al presidente Recep Tayyip Erdogan. Yildirim será el único candidato que se presente a liderar el partido islamista en el congreso extraordinario que se celebrará el próximo día 22.

El portavoz del AKP, Ömer Çelik, fue el responsable de anunciar la decisión, una decisión tomada después de que una encuesta interna diera a Yildirim un apoyo del 80%. A menos de que se produzca una sorpresa mayor, Yildirim también será nombrado posteriormente primer ministro por un Parlamento controlado por mayoría islamista.

Los expertos apuntan a que Erdogan, a pesar de que su mandato es representativo y neutral, aumentará con este cambio su poder e influencia sobre el Gobierno. De hecho, es un secreto a voces que una de las razones por las que Erdogan forzó la retirada de Davutoglu fue precisamente por su reticencia a realizar más esfuerzos para cambiar la Constitución turca y dotar al presidente de mayores poderes ejecutivos.

Los analistas apuntan a la cercanía entre ambos personajes y las primeras declaraciones públicas tras el anuncio sugieren que sus medidas irán en línea con la visión de Erdogan, es decir, la implantación de una presidencia ejecutiva, “eliminar el problema del terrorismo” y “trabajar muy duro” para alcanzar los objetivos de lograr la “Gran Turquía”.

Yildirim está ligado a las gigantescas infraestructuras levantadas en Turquía durante los últimos años. El metro del Marmaray, que conecta las partes asiática y europea de Estambul, el tercer puente sobre el Bósforo o la construcción del nuevo aeropuerto internacional de la ciudad son algunos de los proyectos que ha llevado a cabo. Ahora tiene por delante otra tarea de igual envergadura, crear el sistema presidencial ansiado por Erdogan y gran parte del electorado turco.

 

Dejá tu opinión

comentarios