0014784738

mayo 19, 2016 10:25 pm

Una serie de esas que marcan la historia de un club en una Libertadores es la que se quedó Boca ante Nacional. Mostró un mejor semblante en la Ida disputada en Montevideo, sobre todo por haber corrido desde atrás en la Bombonera debido a la fatalidad del Cata Díaz y su gol en contra. De movida, el Xeneize había impuesto condiciones con una clara: cabezazo de Chávez y rebote de Tevez, bien desactivado por Conde.
El local parecía adueñarse del dominio, cuando Barcia desbordó por derecha y tiró un buscapié que forzó el error del defensor rival. Mientras que Boca, que arrastró algunos problemas por la partida abrupta de Osvaldo entre semana, seguía sin pegar una: a Meli le pegó Pérez sin querer y debió abandonar el terreno (en el complemento, el lesionado sería Chávez).

Los minutos pasaron y el Bolso empezó a sentirse cada vez más cómodo en territorio ajeno. No parecía encontrarle la vuelta el conjunto de los Mellizos, que encima se quedaron sin demasiado recambio por las inesperadas bajas. Pero de repente, Leonardo Jara metió un balón magnífico sobre la derecha, bien aprovechado por Cristian Pavón, quien se metió en el área y desenfundó contra el palo más lejano de un guardameta que llegó a rozar, pero no desviar.

Empate y delirio en la mayoría de las tribunas de La Boca, hasta que los hinchas y compañeros se percataron de que el punta cordobés se había sacado la camiseta en el festejo y ya tenía amarilla. El árbitro le enseñó la segunda tarjeta y la roja, mientras lo consolaba. No hubo mucha más acción, ya que a ambos pareció conformarles la igualdad, aunque no hubo justificativo para que el brasileño Héber Lopes lo terminara al minuto 90 clavado.

LOS PENALES, CON ORION DE FIGURA

La serie se le complicó mucho a Boca desde los 12 pasos tras las ejecuciones de Polenta (gol), Victorino (gol) y Fernández (gol) para Nacional y las de Tevez (gol), Díaz (gol) y Pablo Pérez (atajado) en el Xeneize. El arquero boquense dio vida a los suyos desviándole el tiro a Porras, pero luego Insaurralde perdió el mano a mano con Conde y le sirvió la clasificación a Romero. Otra vez Orion apareció en acción y Fabra empardó la cuestión. Carballo ejecutó fuerte al medio y la figura del partido rechazó el remate. Finalmente, Carrizo encontró la red y… ¡Clasificación!

Mientras espera por un adversario en las Semifinales (Rosario Central si elimina a Atlético Nacional o el ganador entre Independiente del Valle o Pumas de México si sucede lo contrario), en Boca saben que podrán rearmar sus filas, recuperar soldados e incorporar cinco nuevos para las rondas finales, a disputarse después de la Copa América Centenario.

0014784847

Dejá tu opinión

comentarios