boca

noviembre 6, 2016 7:30 pm

En la cancha de Gimnasia, y con arbitraje de Jorge Baliño, Boca goleó 3 a 0 y se recuperó de la eliminación de la Copa Argentina, que lo dejó sin participación en copas internacionales en todo el 2017.

Con este triunfo, el primero como visitante en 10 partidos, el equipo que dirige Guillermo Barros Schelotto se transformó en el escolta de Estudiantes de La Plata (junto con San Lorenzo y Newell’s), que lo supera por cinco unidades.

Boca resolvió en una ráfaga un encuentro que se presentaba muy complicado. Tras un arranque con dominio, el Xeneize perdió la tenencia del balón y cuando Gimnasia se empezaba a animar, metió los tres goles en diez minutos.

La apertura del marcador fue tras una polémica acción que protestó todo Gimnasia. En la jugada previa al primer tanto de Darío Benedetto, la pelota le pegó en la mano a Carlos Tevez.

Sin embargo, el árbitro Baliño (que no había cobrado un penal sobre Peruzzi a los dos minutos) no sancionó infracción y la jugada continuó hasta el tanto del delantero.

Tras el festejo de gol, Baliño expulsó a Ramiro Carrera por protestar (lo habría insultado). El enojo fue tal en el equipo de Gustavo Alfaro, que nunca se pudo meter de nuevo en el partido, recibió el segundo tanto de Benedetto cuatro minutos después y luego de una gran habilitación por parte de Carlos Tevez.

 

Dejá tu opinión

comentarios