bona

agosto 4, 2016 6:52 pm

Hebe de Bonafini permaneció en la sede de Madres de Plaza de Mayo, en Hipólito Yrigoyen al 1.500, rodeada de un numeroso grupo de manifestantes y dirigentes kirchneristas que buscaron impedir nuevamente que se cumpla la orden de detención firmada por el juez Marcelo Martínez de Giorgi.

Junto a Bonafini estuvieron, entre otros, Amado Boudou, Oscar Parrilli, Carlos Zannini, Andrés “Cuervo” Larroque, Axel Kicillof, Martín Sabbatella, Luis D´Elia y Gabriela Cerruti.

En un breve discurso tras las palabras de varios dirigentes, la presidenta de la entidad agregó: “La movilización es parte de nuestra decisión inclaudicable de que no sigan avanzando sobre nosotros, ya bastante hicieron en siete meses, así que (Mauricio) Macri pará la mano”.

Los primeros momentos de tensión se vivieron minutos después de las 14, cuando un subcomisario de la Policía Federal se presentó en el lugar junto a varios efectivos de esa fuerza portando una orden de allanamiento, que también contemplaba la captura de Bonafini, declarada “en rebeldía” por Martínez de Giorgi.

hebe-de-bonafini

Sin embargo, las personas que custodiaban la puerta de la sede de Madres se enfrentaron con la policía y lograron que Bonafini salga del edificio a bordo de una combi, que no dudó en recorrer varios metros por la vereda.

De allí, Bonafini fue a la plaza de Mayo, donde leyó una carta dirigida al magistrado en la que advirtió que no temía ser detenida. Con el correr de los minutos, se engrosó el número de manifestantes y dirigentes que respaldaban a la jefa de Madres. Finalizado el acto, formaron un cordón humano para cubrir el traslado de Bonafini de vuelta a la sede de Madres, donde ya no había policías.

Mientras se llevaba a cabo el acto en plaza de Mayo, Martínez De Giorgi emitió una segunda orden de captura y prohibió la salida del país de Bonafini.

Dejá tu opinión

comentarios