Boyas plásticas para reducir la velocidad en el barrio UNIMEV

abril 24, 2015 12:39 pm

Evitar accidentes de tránsito por exceso de velocidad. Esa es una de las metas que el municipio de Guaymallén se ha trazado en materia de tránsito, una de las problemáticas que se encuentran a tope en la agenda de prioridades. Por eso, desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos se ha puesto en marcha un fuerte operativo mediante el cual se colocan reductores de velocidad en puntos estratégicos del departamento.

Los reductores se conforman con tachas plásticas de alto impacto que están sujetadas a la cinta asfáltica con pernos. Este tipo de artefactos ya fueron instalados en calles con un flujo vehicular importante, como lo son Tirasso, Godoy Cruz y Houssay. En ese sentido, Federico Sampieri, Secretario de Obras y Servicios Públicos, explicó que cada reductor se instala de acuerdo a estudios técnicos. “Tenemos indicadores que nos permiten determinar cuáles son las esquinas con más accidentes y trabajamos en función de estos datos”, dijo el funcionario.

De esos datos también se desprende que no todas las arterias o cruces peligrosos son plausibles de ser intervenidas con reductores. “La colocación de reductores es una de las demandas más frecuentes de los vecinos, pero no siempre es la mejor alternativa: un reductor mal colocado puede implicar mayor entorpecimiento del tránsito”, resumió Sampieri.

Primero en las escuelas

La seguridad vial en horarios de entrada y salida de los establecimientos escolares es la prioridad para el municipio de Guaymallén. De allí que las boyas plásticas proliferen en las inmediaciones de los colegios. Autoridades, padres, alumnos y docentes suelen realizar este tipo de pedidos para evitar accidentes.

“Colocamos los reductores en los alrededores de las escuelas como broche final a todo el trabajo de accesibilidad que venimos realizando. Se están construyendo rampas y puentes de acceso en todos los establecimientos educativos del departamento”, dijo el Secretario de Obras y Servicios Públicos.

Dejá tu opinión

comentarios