Carne de cerdo

julio 14, 2014 11:44 am

La Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP) dio a conocer un dato interesante: en sólo 10 años los argentinos comemos 4 veces más carne de cerdo. En este sentido, Juan Luis Uccelli, presidente de la entidad, indicó que en 2005, el consumo de carne fresca de cerdo llegaba a los 2,5 kilogramos per cápita y superó los 10 kilos en 2013. El salto se produjo entre fines de 2005 y 2010, año en el que el consumo de carne porcina ya había alcanzado los 9,2 kilos, de los que 1,7 fueron productos elaborados y 7,5 como alimentos frescos.

En los últimos dos años, el aumento del consumo de carne fresca de cerdo del 17,2 por ciento, consolidó la tendencia en los cambios en la dieta de los argentinos, que buscan con mayor interés el cuidado de la nutrición, objetivo en el que la carne porcina aporta múltiples beneficios, resaltó la AAPP en su informe. “La carne de cerdo es rica en potasio y pobre en sodio, haciéndola ideal para personas hipertensas. También aporta selenio, hierro y vitamina B1, y es muy completa en aportes nutricionales”, explicó la chef Berenice Gallo. La especialista resaltó, además, que la creencia de que este tipo de carnes tiene alto nivel de grasa fue desmitificada, ya que por el contrario “el lomo de cerdo es más magro que la pechuga de pollo”.

De acuerdo a la evaluación de la entidad, en la última década también hubieron “cambios en la forma de cría y alimentación del ganado porcino que contribuyeron a mejorar notablemente la calidad de la carne y generaron nuevos beneficios en su incorporación, como por ejemplo un alto aporte proteico y bajo sodio, lo que la hace apta para hipertensos”.

Dejá tu opinión

comentarios