hillaryclinton

junio 8, 2016 5:57 pm

California, el Estado más poblado del país del norte, que el presidente Bill Clinton volvió a hacer demócrata tras la fructífera etapa republicana comandada por Ronald Reagan, ha brindado a su mujer, Hillary, un feliz cierre de primarias. Una victoria que consolidó la nominación de la candidata demócrata, la primera mujer que puede presidir Estados Unidos, en vísperas del inicio de la campaña presidencial contra el candidato republicano.

El presidente Obama, llamó anoche a ambos aspirantes para felicitarles por un largo y disputado proceso de primarias y dio el primer paso para cerrar heridas y unir al partido, condición necesaria (veremos si suficiente) para derrotar a Donald Trump, el “virtual” candidato republicano. Sin embargo, Bernie Sanders aguantó anoche y eludió reconocer a Clinton como triunfadora del proceso de primarias.

Sin duda, Sanders negociará su apoyo con el “establishment” de su partido, para darle un lugar a sus ideales progresistas en el nuevo escenario demócrata: regeneración interna del partido e inclusión en una futura Administración Clinton de al menos una parte de las mejoras sociales que plantea.

El senador por Vermont, autodenominado socialista, eligió la estrategia de ganar tiempo y se remitió a las testimoniales primarias de Washington DC del próximo martes, las últimas en el calendario, con un desafiante “la lucha continúa”. Sanders se limitó a felicitar a Clinton con un genérico “por las victorias de hoy”, pero mantiene las distancias con una cúpula partidaria que ha lanzado a los cuatro vientos el mensaje de que Estados Unidos ya cuenta con la primera mujer candidata a la presidencia del país.

En el último de los “Supermartes” del proceso de primarias, Clinton también venció en Nueva Jersey, Nuevo México y Dakota del Sur; Sanders obtuvo el triunfo en Montana y Dakota del Norte.

La Casa Blanca anunció que Obama recibirá mañana jueves a Sanders, pero precisa que la reunión se celebrará “a petición” del senador. Es de esperar que el representante de Vermont ponga todas sus cartas sobre la mesa en el Despacho Oval.

 

Dejá tu opinión

comentarios