Antonio CAlo

agosto 3, 2016 6:22 pm

El titular de la CGT que se identificaba con el kirchnerismo se refirió a la devolución de parte de los aportes de las obras sociales sindicales, aunque también afirmó que en su gremio “hay 20.000 trabajadores suspendidos y 5.000 despedidos”.

Antonio Caló puso en duda que el movimiento obrero pueda convocar en lo inmediato a un paro general: “Hablar de paro es muy prematuro. Es adelantarse mucho y hay que analizar el día a día. Es como cuando comienzan a caminar los chicos; se caen, se levantan y vuelven a caminar”.

Tras admitir su “profunda preocupación” porque la UOM acumuló en los últimos meses 20.000 trabajadores suspendidos y 5.000 despedidos”, el jefe metalúrgico buscó desmentir las especulaciones que hablan de un supuesto reblandecimiento del sindicalismo peronista con el Gobierno de Mauricio Macri, después que éste les devolviera aportes a las obras sociales, que la administración kirchnerista mantenía retenidos.

Dejá tu opinión

comentarios