aeropuerto

junio 12, 2016 10:00 am

Estuvo en la provincia la directora de la filial argentina de la Asociación Mundial de Organizadores de Viajes de Negocios Carla Bonaventura, quien en una reunión organizada por Mendoza Bureau se entrevistó con empresarios de turismo con el objetivo de analizar las consecuencias del cierre temporario del aeropuerto de Mendoza, a partir de septiembre, y capacitarlos para minimizar el impacto. en ese sentido, Bonaventura brindó consejos y capacitación sobre cómo tienen que hacer los hoteles, operadores turísticos, agencias de viajes y todos los que se relacionan con el turismo para afrontar esta circunstancia.

“Es una situación problemática pero debe tener una contingencia, por suerte fuimos avisados con tiempo lo que nos da la pauta de prepararnos para lo que viene. En estas evento que necesita modificaciones y acomodarse en lo que va a suceder. Mientras uno esté preparado, lo analice con tiempo, pueda reaccionar es algo que se puede hacer. Son tres meses, va a llevar tiempo, una preparación previa para todo lo que es este cambio pero es lo que va a suceder y por suerte vamos a tener programas para todo esto que viene”, aseguró la directora argentina, quien abordó temas como el manejo de la información y la planificación anticipada, claves al momento de tratar de amortiguar los efectos negativos del cierre del aeropuerto. Al respecto comentó que le da “una especial importancia al manejo de la información para poder anticiparse a este evento. Nosotros nos basamos mucho en las preparaciones previas y las necesidades del viajero, hacer que todo sea lo más suave posible para no alterar la vida de la persona que está viajando por negocio o trabajo”, y agregó que “la información es básica para nuestra tarea diaria, tanto interna como externa. Basada en la información se puede hacer una buena proyección y ver si se puede hacer para cerciorar lo que se está viniendo”.

“El cambio va a estar, es decir que por tres meses el aeropuerto estará cerrado. Entonces cómo hacer para suavizar lo mejor posible y que el negocio siga funcionando. No es esperar que todo va a pasar igual pero estar bien preparado para estar afrontarlo, eso es vital. Son tres meses pero lo importante es tomarlo con filosofía y preparados”, aconsejó Bonaventura.

Dejá tu opinión

comentarios