cascos blancos

mayo 15, 2016 10:16 am

Los Cascos Blancos argentinos iniciaron su misión destinada a asistir en el Líbano a los refugiados provenientes del conflicto en Siria. Se trata de una misión humanitaria de carácter pluridisciplinario, coordinada por el presidente de la Comisión Cascos Blancos y que integran funcionarios de diversas secretarías de Estado como la Dirección Nacional de Migraciones, la Comisión Nacional de Refugiados, y cinco voluntarios de Cascos Blancos expertos en logística, informó la Cancillería.
Entre los suministros enviados a la zona por Argentina, se encuentra una Unidad Sanitaria altamente equipada con ecógrafo portátil, desfibriladores, nebulizadores, equipamiento quirúrgico y gran stock de medicamentos. En atención a las necesidades detectadas por las autoridades libanesas, el contingente argentino dará asistencia en un campo de refugiados en la zona de Bekaa, limítrofe con Siria, ubicada a 55 kilómetros de Beirut.
La Comisión Cascos Blancos de la Cancillería Argentina, en conjunto con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), acordó destinar un voluntario experto en agua y saneamiento y una voluntaria experta en temas de violencia de género, que se incorporarán a la misión que lleva adelante el ACNUR y que permanecerá un mes en terreno.
Además, la Argentina envía a esa zona del medio oriente insumos comunitarios para abastecer y albergar a más de 100 familias afectadas compuesto de carpas, frazadas, kits de higiene personal, sets de cocina y pastillas potabilizadoras para tratar más de 800 mil litros de agua, suficientes para 550 personas durante más de un año

Dejá tu opinión

comentarios