Francisco-Perez_YPF

agosto 2, 2014 3:07 pm

La reforma a la Ley de Hidrocarburos que impulsa el Gobierno colocó a los gobernadores de cuatro provincias petroleras en la vereda opuesta. Previsiblemente, los mandatarios de Neuquén, Chubut, Mendoza y Río Negro rechazaron la iniciativa. Y la Casa Rosada respondió dejándolos afuera de una reunión en la que convocó suscribir un acuerdo para refinanciar las deudas de las provincias con la Nación. Francisco “Paco” Pérez, dejó en claro que no resignarán las regalías con sus porcentajes ya adquiridos ni aceptarán que las empresas provinciales de energía sean relegadas a la hora de participar en el negocio.

Este es un negocio muy grande y hay plata para todos”, dijo Pérez hace algunas semanas, dejando en claro que no permitiría que el Estado provincial de Mendoza pierda beneficios con la nueva ley. El viernes lo ratificó: “Nuestra posición es firme y vamos a acompañar si se tienen en cuenta estos puntos. No sirve de nada que aprueben una ley de forma unilateral porque tiene que ser ratificada por las legislaturas”. El mandatario recalcó que “YPF tiene áreas petroleras que no puede explotar porque no tiene fondos. Entonces llama a Chevrón y son socios en la explotación. Esto se llama acarreo. YPF lo hace pero se niega a que las empresas provinciales de energía sean socias y tengan su acarreo en las explotaciones en sus territorios. No se entiende por qué ellos sí pueden y nosotros no”.

Por su parte, el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, admitió que hay “tensión” con el gobierno nacional en torno a la nueva ley de hidrocarburos y reiteró que si no se logra un consenso entre las provincias y la Nación el “único lugar” para debatir el proyecto “es el Congreso”. No obstante, advirtió que 10 de los 40 artículos que lo componen, rozan lo inconstitucional. “Confío en que el Ejecutivo haga algunas correcciones y que el Senado defienda los derechos de las provincias. No es una postura caprichos: nos asisten la Constitución y el derecho”, dijo Sapag.

El gobernador de Chubut, Martín Buzzi, aseguró que tomará “todas aquellas medidas que nos garanticen el control sobre los recursos naturales”, marcando así una posición divergente en relación al proyecto de modificación a la Ley de Hidrocarburos que impulsa el gobierno nacional. mientras que el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, dijo el viernes que espera la convocatoria de Nación para la renegociación de deudas provinciales y calificó de “llamativo” el hecho de que las cuatro provincias que se oponen a la nueva ley de hidrocarburos no hayan sido convocadas para firmar el programa de desendeudamiento.

Dejá tu opinión

comentarios