aumento_nafta_argentina__0

julio 4, 2014 11:50 am

La menor actividad económica ya se ve reflejada en uno de sus más importantes termómetros: el consumo de combustibles. Según lo que manejan extraoficialmente los estacioneros, la demanda de gasoil bajó 10 por ciento en mayo.
En simultáneo, el consumo total de las naftas se deprimió un 3,8 por ciento. La cifra pone de manifiesto un fenómeno infrecuente en la economía, ya que incluso en épocas de vacas flacas el indicador suele crecer. La conclusión es elocuente: los números negativos reflejan que no se transita por una circunstancia similar desde 2008.
Asimismo, los automovilistas optaron por opciones más baratas en las estaciones de servicio, como las naftas Súper. La decisión obedece principalmente al encarecimiento general de los combustibles, cuyos precios promediaron un alza superior al 30% anual.
Pese a la curva negativa que registran los combustibles, todo parece indicar que el producto continuará subiendo al ritmo de la devaluación del peso, debido a sus componentes importados. No obstante, de ahora en más deberán evaluar con sumo cuidado los ajustes tarifarios. El riesgo es profundizar la tendencia recesiva.

Dejá tu opinión

comentarios