chacarita

marzo 18, 2015 9:11 pm

Al menos tres grupos no identificados de la red social Facebook, abocados a la compra, venta y permuta de motos, autos y partes robadas, operan bajo la complicidad virtual de unos 5.000 mendocinos. En conjunto, estos sitios ya obtuvieron el ‘Me Gusta’ de más de 40 mil usuarios en el país y todos los días se suman personas que quieren comprar, por ejemplo, una moto a bajo costo y, claro, sin papeles.
El círculo cerrado de cómplices y delincuentes de las autopartes más popular en nuestra provincia se llama Motos Crudas, un término utilizado en la jerga para aludir a esa clase de vehículos cuando es sustraído y se lo intenta introducir en el mercado ilegal en forma rápida.
Inclusive, el sitio en Facebook también tiene su correlato en un blog del mismo nombre, el que dio la pista para que agentes de Delitos Complejos y Delitos Tecnológicos individualizaran la actividad, aunque aún están vigentes.
Como era de esperarse, una víctima reconoció su motocicleta, robada un día antes de la publicación. La mujer hizo la denuncia y eso significó la punta del hilo para que la Policía comenzara a investigar estos sitios cibernéticos en donde todavía se puede comercializar mercadería trucha.
Otro joven, llamado Matías Leig, se introdujo en la red social para buscar la moto que le habían robado a un amigo y la encontró. “Yo mismo me uní al grupo Motos Crudas para tratar de encontrar una moto que le robaron a un amigo, ya que la publican armadas totalmente y hasta a veces con la patente misma y con pedido de secuestro”, comentó a El Ciudadano.

Lo barato sale caro
Con el ánimo de relevar datos sobre estas páginas, El Ciudadano se unió temporalmente a estos grupos y pudo conseguir conocer valores. Por ejemplo, una motocicleta con valores legales de $20 mil se llegan a vender en sólo $1.000.
“Es indignante, nadie hace nada para terminar con esto. Todo el Gran Mendoza está infectado de estos pibes chorros que usan redes y que se ríen delante de nosotros y arruinan a los buenos chicos. Estamos cansados de como ‘trabajan’ con tanta impunidad”, señaló otra víctima a este medio.
Por otra parte, también usan palabras claves como: talle M, que es igual a mocha, robada, cruda. O busco ropa, para denominar los plásticos de la moto.
Los grupos en la red social Facebook creados por los delincuentes siempre llevan el mote de Motos Crudas, pero modifican su denominación todo el tiempo para no ser atrapados.
Sin embargo, aunque los perfiles son denunciados de manera permanente por los propios usuarios damnificados, y la estrategia para continuar en el espacio digital es trasladarse abriendo nuevos perfiles, actualmente hay varios de ellos funcionando en grupos cerrados, para los que se debe solicitar un permiso y resultar aceptado.
Desde el mismo blog, un aparente ladrón es denunciado por un usuario que evidentemente ingresó al sitio para denunciar a sus promotores. La denuncia dice así: “Este personaje es de la zona San José (Guaymallén) y al momento de esta publicación vende un CG Titán a $800. Se entiende claramente en el post de Facebook que esta moto es robada. Basta de estos parásitos!!! Esta es la cuenta, es el Facebook del delincuente”, relata el hombre cuando pone al descubierto desde el interior del blog la maniobra./ Orlando Tirapu

Dejá tu opinión

comentarios