vidal

junio 10, 2016 7:29 pm

Por Arturo Vidal (en dos ocasiones, el segundo de penal), la ‘Roja’ venció 2 a 1 a los del Altiplano (Jhasmany Campos había igualado con un golazo). Por el Grupo D, los de Juan Antonio Pizzi llegaron a tres puntos, gracias a una infracción muy polémica cobrada por el árbitro Jair Marrufo, de Estados Unidos, en el descuento. En tanto, los de Jorge Baldivieso quedaron sin puntos.

 La etapa inicial arrancó con una clara de Bolivia que derivó en un fuera de juego mal cobrado a Yasmani Duk, quien estaba en su campo cuando recibió el pase e increíblemente le levantaron la bandera. Insólito la decisión de la terna arbitral encabezada por Jair Marrufo. Después de eso, el encuentro fue de dominio para Chile, que tuvo la más clara con un remate de Alexis Sánchez despejado en la línea por Edward Zenteno. Sin embargo, nunca encontró la precisión para poder colocarse arriba en el marcador.

Y después, en el complemento, un saque amateur de Bolivia regalando la pelota a Chile derivó en el ataque de la Roja, los errores de todo el elenco de Julio Baldivieso y el tanto de Arturo Vidal. Con el 1 a 0, la historia parecía definida, porque al equipo que se hace fuerte en la altura no se le caía una idea (de hecho, seguía defendiendo como si estuviera ganando o empatando).

Pero los milagros existen y con un tiro libre desde 30 metros (sector derecho del área), Jhasmany Campos clavó un zurdazo al ángulo de Claudio Bravo, quien tocó la pelota pero no pudo desviarla. El zapatazo estableció el 1 a 1 a los 15 minutos del complemento y a partir de ese momento, Bolivia pasó a defender con los once jugadores en su campo. Y en ese contexto, Chile se perdió goles increíbles y Carlos Lampe tapó un tiro libre de Alexis Sánchez de manera estupenda.

Sin embargo, la fortuna apareció para el último campeón de América, gracias a que una mano dudosa cobrada a Luis Gutiérrez (le dio en el codo, pero tenía el brazo atrás y pegado al cuerpo) le permitió a Arturo Vidal anotar el triunfo en el noveno minuto de descuento. De esta manera, con una falta avalada en el nuevo reglamento, pero que también atenta contra el sentido común (porque el defensor no se puede sacar el brazo), Chile se llevó el partido fuera de tiempo.

Cabe destacar que el árbitro había dado ocho después de una acción que detuvo el juego a los 89 minutos, cuando ya había dado tres (es decir, el descuento era de cuatro minutos como máximo). No obstante, a Chile poco le importa porque se llevó un triunfo estupendo que le da grandes chances de clasificar, ya que venciendo en la última Panamá seguramente estará en los Cuartos de Final del certamen.

Dejá tu opinión

comentarios