Barrick

septiembre 21, 2015 6:25 pm

El derrame de 224 mil litros de cianuro en el río Las Taguas, en San Juan, por parte de la empresa canadiense Barrick Gold comienza a avanzar judicialmente. En Jáchal, donde ocurrió el incidente, el juez penal Pablo Oritja convocó a declarar el martes 22 a los gerentes de Operaciones y de Procesos de la mina, Antonio Adames y Walter Pizarro.

El magistrado admitió días atrás que investiga si hubo negligencia humana en la apertura de la compuerta y falta de mantenimiento en una válvula. Tiene pensado llamar a declarar a más de diez ejecutivos que estarían involucrados en el siniestro. Oritja ya realizó una inspección ocular en la mina junto a cuatro fiscales y algunos peritos.

Sumado a esto, la Cámara Argentina de Empresarios Mineros también le reclamó a la empresa “un reporte minucioso sobre las causas del incidente y los motivos de los supuestos errores humanos y las fallas técnicas y operativas”.

La Barrick Gold inmediatamente tomó medidas y envió expertos de Canadá para que se hagan cargo de la Gerencia General Operativa, las funciones operativas específicas y las de control medioambiental de la mina en San Juan.

Esto sucede luego de que reconociera que efectivamente se derramaron 224 mil litros de solución cianurada. A pesar de esto, advirtieron que no habían logrado determinar cuándo comenzó la filtración, aunque en un comunicado señalaron que hubo una inspección a las 18 del día anterior, el sábado 12.

Dejá tu opinión

comentarios