Cornejo Montero

mayo 2, 2016 7:49 am

Claudia Najul Claudia Najul – Senadora Provincial UCR

La legislatura provincial ayer fue escenario del acto institucional más representativo de la democracia mendocina. El gobernador inauguró las sesiones ordinarias con un mensaje realista, sin mentiras y con vocación de reconstruir Mendoza mediante un estado austero, capaz e inteligente.

La primera diferencia contundente respecto a las gestiones anteriores, es que por primera vez en muchos años un gobernador les dijo a todos los mendocinos cómo está realmente la provincia. Desde este escenario Alfredo Cornejo nos ha propuesto un proyecto que es posible cumplir, cuyo objetivo principal es una provincia que sea solvente y pueda prestar los servicios básicos eficientemente. Escuchamos los principales lineamientos de un proceso de reconstrucción global que debe ser el primer paso para un cambio verdadero e inclusivo. Vamos hacia una Mendoza sostenible.

El gobernador expresó sin vueltas su intención de trabajar codo a codo junto a los tres poderes del estado. Estamos hablando de levantar a una provincia que históricamente fue el motor productivo de Cuyo. No hay solución posible sin una estrategia que incluya una convocatoria amplia a todos los actores capaces de aportar soluciones.

Fue muy contundente el mensaje que le dio Cornejo a la oposición. Que no pierdan de vista que primero están los mendocinos: pidió responsabilidad y contribuciones genuinas para la nueva administración. También ponderó el trabajo coordinado de los intendentes y nos recordó a quienes formamos parte de su espacio político que somos los que más esfuerzo debemos hacer. Los mendocinos nos dijeron con su voto que gobernemos, no hay excusas ni intereses personales que valgan frente a eso.

Respecto a la seguridad asistimos a la presentación de un auténtico programa de gobierno. Nos planteó cómo avanzar hacia una policía moderna, con recursos adecuados y mujeres y hombres capacitados. Una fuerza de seguridad que nos permita estar más seguros a los mendocinos, que proteja  nuestras vidas y los bienes fruto de nuestro trabajo, y que se ocupe eficientemente de detener a los violentos en todas sus expresiones y en todas las circunstancias.

La prioridad del gobierno serán quienes cada día confían la educación de sus hijos y la salud de su familia al estado. Por los próximos cuatro años tendremos un gobierno austero que destinará los recursos a mejorar los servicios que son su responsabilidad, con una gestión moderna que permitirá un acceso simple a la educación y a la salud, basándose en un nuevo paradigma: el cuidado de quienes prestan esos servicios, porque de ellos depende la calidad de los mismos y que nadie quede excluido.

Cornejo trajo al recinto su preocupación por la protección del medio ambiente. Anunció financiamiento del BID para los programas de esa área. Apreciamos en el gobernador una percepción cabal de la importancia del cuidado del planeta y la necesidad impostergable de impulsar políticas ambientales que continúen en el tiempo y abarquen todas las áreas de gobierno.

La legislatura recibió a un mandatario que quiere (y necesita) hacer partícipe a la ciudadanía de su proyecto por una Mendoza que dé oportunidades a todos. Nos habló varias veces de esperanza, pero no vendiendo ilusiones ni creando falsas expectativas, sino detallando en cada ocasión cómo plasmar las esperanzas de una provincia fuerte y estable en mejoras concretas de nuestra vida cotidiana.

Yo le creo. Otra Mendoza es posible.

 

Dejá tu opinión

comentarios