DSC_9483

mayo 1, 2016 10:31 am

Alfredo Cornejo dio apertura, como jefe del Poder Ejecutivo, a las Sesiones Ordinarias de la Legislatura de Mendoza. En el inicio de su discurso, el mandatario provincial hizo referencia a la “herencia” recibida y a los problemas con que se enfrenta la Provincia, pero puso de manifiesto que se trabajará de cara al futuro, sin lamentaciones y con la vista puesta en los habitantes.

IMG_20160501_102304642

En otros puntos de la alocución, Cornejo se refirió a una nueva relación Estado-empleados públicos, indicando que aquél no es una máquina de generar empleo, y reafirmó el cumplimiento de las leyes y la Constitución en el sentido de que todos los ingresos a la Administración Pública serán estrictamente por concurso.

Más adelante, Cornejo mencionó planes en Educación para mejorar el aprendizaje, basado en la asistencia a clase, lo que se hace y la convivencia, y anunció un plan de obras para los edificios escolares con fondos de programas nacionales.

También hizo referencia a la modernización del Estado para brindar un mejor servicio a los contribuyentes y en cuanto a la Salud, hizo mención a los esfuerzos puestos para solucionar los problemas financieros y en un plan para que el Ministerio y la OSEP trabajen en conjunto.

En cuanto al turismo, anunció convenios con líneas aéreas para una mejor conectividad con otros países, especialmente latinoamericanos, como Colombia, Chile y Brasil, además del resto del mundo.

Al referirse a los cambios en Cultura, mencionó los avances conseguidos, resaltando la realización de la Fiesta de la Vendimia con menos recursos pero con más relevancia, mientras que en materia de viviendas, anunció que se agregarán 700 unidades más y la reactivación de las que están pendientes de construcción mediante el programa Techo Digno , aunque pidió “paciencia” a los beneficiarios que no pueden ver todavía concretados sus sueños.

Al problema de la inseguridad lo vamos a poner sobre la mesa y “vamos a vencer a los delincuentes”, dijo Cornejo en la parte más extensa de su discurso, y se refirió al uso de la Ley de Emergencia en Seguridad “para dar respuestas de manera rápida e inteligente”, pasando a mencionar la inversión en tecnología para luchar contra el crimen, además de armas, chalecos, móviles y cámaras de seguridad. También anunció gastos para trabajar en la seguridad vial y aludió a la reforma de la Ley Policial para mejorar la enseñanza al personal y para los aspirantes a ingresar a la Fuerza. “No quiero delincuentes en la Policía”, enfatizó el mandatario. Más adelante se refirió a mejoras en materia carcelaria.

Además, anunció la presentación de un proyecto legislativo para, de manera ágil y rápida, disponer la detención preventiva y su duración, con la participación de la víctima para dar rapidez al proceso. Es para terminar con “la puerta giratoria” que permite salir rápidamente a los sospechados de algún delito -dijo el Gobernador- en un sistema judicial “ineficaz”. Y en este punto pidió el apoyo y coraje de la oposición para lograr la aprobación de “una norma más exitosa en materia de seguridad” para que los jueces tengan a mano mejores recursos jurídicos y aplicar la ley correctamente.

“Los mendocinos deben saber que no vamos a bajar los brazos”, dijo Cornejo, quien continuó explicando ante los legisladores los planes de su gobierno en un discurso desapasionado pero con anuncios específicos.

También ató la posibilidad de obtener fondos para la Provincia al contexto del país, confiando en la baja de la inflación, un gasto público eficiente, bien financiado, con un crecimiento económico y que “se agrande la torta”. Además, resaltó los inconvenientes que tiene el Gobierno nacional para lograr salir de las circunstancias negativas, reconociendo que hay aspectos aún no resueltos.

Finalmente destacó las buenas relaciones con el Poder Judicial y el legislativo, expresando su deseo de “trabajar codo a codo con el Frente para la Victoria”, y pidió que sean expuestos los errores del Gobierno para mejorar, aunque evaluando “de dónde venimos”. “No podemos vivir endeudados para gastos corrientes”. “Aprieten pero no ahorquen. Por favor, ayuden y acompañen los proyectos para salir de la crisis. Se los pido con el corazón”, dijo Cornejo.

Al frente Cambia Mendoza, le pidió el acompañamiento en las políticas de gestión y paciencia en materia del empleo de público. Emocionado, dijo sentirse “orgulloso” por representarlos y se reconoció como un político que viene “de abajo”, y que no representa a sus amigos sino a la ciudadanía. “No quiero discusiones estériles” ni mirar para atrás “por lo que nos dejaron”, dijo, y pidió avanzar hacia adelante dejando de lado la violencia y los intereses sectoriales.

“El método absurdo del escrache no sirve” y es un pésimo ejemplo, expresó refiriéndose a los métodos sindicales para protestar, dedicándole un párrafo a los padres para que apoyen a sus hijos y no se enfrenten con los educadores.

“Mendoza nos está necesitando a todos, juntos”, finalizó el discurso de dos horas del mandatario provincial.

Dejá tu opinión

comentarios