FileAccessHandler

diciembre 10, 2014 6:07 pm

El brazo biónico ya se hace en Argentina. Seis profesionales entrerrianos desarrolaron myo-ARm, la primera prótesis bioeléctrica de América Latina. Dos de sus desarrolladores, el ingeniero Sebastián Vicario y el doctor David Vetcher, explican su mecanismo en InfobaeTV.

“La prótesis detecta los impulsos eléctricos que vienen de la fibra muscular y en virtud de ese impulso eléctrico se activa un mecanismo que, en general, abre o cierra la mano de acuerdo a esos impulsos. Lo interesante es que son sensores que están apoyados en la piel”, aclara Vicario.

El proyecto comenzó hace unos cinco años aproximadamente en el Parque Tecnológico del Litoral Centro y se dio en el marco de una protetización de una paciente. Su nombre es Estela y hoy tiene su brazo biónico.

“Hay amputaciones que son traumatológicas por accidentes u otras causas, y hay también de origen congénito, es decir que tienen una falta de origen de ese miembro. Esos son los candidatos para recibir este tipo de prótesis”, aclara Vetcher.

Respecto a posibles complicaciones, ambos especialistas coinciden en que no hay rechazo alguno en el cuerpo “porque es una prótesis como bien se dice que se implanta pero no en el cuerpo sino que el paciente puede retirarla. Se la calza sobre el muñón, que es la parte residual que queda de ese miembro, y ahí recibe los estímulos que son generados por el cerebro”.

Una vez colocada, la persona puede tomar un objeto, soltarlo, dirigirlo, e incluso escribir.

“Hemos buscando con esto una sustitución a las importaciones. Respecto a su calidad, en la medicina no hay cosas más o menos: o funciona muy bien o no funciona, y nosotros superamos el equipamiento importado que existe en nuestro país a una cuarta parte menos del costo”, concluye Vetcher.

Características

-Tiene sensores superficiales de tipo seco

-Movimiento prensil de apertura y cierre

-Batería de Li-Pol de excelente rendimiento y autonomía

-Diseño ergonómico

-Diseño estético considerando los rasgos de la piel de paciente

Dejá tu opinión

comentarios