Perros

julio 20, 2016 11:18 am

Adoptar una mascota sea cachorro o adulto, de raza o mestizo es un acto de mucha responsabilidad y amor, con él experimentaremos mucha satisfacción, pero debemos tener en cuenta que se suman algunas obligaciones que deberemos cumplir. Es necesario prepararse para tal situación ya que más allá de los deseos debemos ser muy conscientes de las necesidades del animal y  estar convencidos de que podremos cumplirlas.

Debemos considerar el tiempo que podemos destinarle como así también contar con el espacio suficiente para tenerlo y meditar sobre los gastos que se sumarán  a la economía familiar vinculados a su salud y alimentación

Perro o Gato

Si bien existen muchos animales domésticos que podemos tener como mascotas, los más populares como tales son los gatos y los perros. La decisión sobre algunos de ellos está sujeto a criterios muy personales sobre gustos y empatías, tiempo y espacio para cada uno ya que las necesidades son muy diferentes.

En términos de demanda e independencia el gato lleva una ventaja ya que tolera mejor los momentos de soledad y los espacios más reducidos, suele administrarse mejor los alimentos ya que es posible dejarlos con el comedero lleno y ellos dosificarán sus necesidades a lo largo del día a diferencia del perro que comerá toda la ración diaria en una sola sentada.

En relación a las deposiciones, los felinos pueden manejarse bien con un sanitario con arena para gatos, o tierra, y ellos utilizarán el baño con discreción y taparán sus heces, haciendo más independiente y cómodo este acto.

Por el contrario el perro necesita salir al exterior para sus deposiciones y es inhumano e improcedente pretender o hacer esperar largas horas conteniendo sus necesidades hasta que nos apersonemos en el hogar.

En relación al espacio físico si bien ambos disfrutan de la naturaleza, explorar y retozar, el perro necesita de espacios verdes donde desarrollarse, correr y jugar o bien poder pasear con su dueño de manera periódica.

Los felinos pueden divertirse explorando un placar, o debajo de la cama o entretenerse trepando a nuestro sillón como si fuera un árbol. Existes muebles para gatos donde se colocan estantes a diferente altura con escondrijos y alfombras donde el felino jugará y rascará la superficie tal como lo haría en un jardín de muchos metros cuadrados.

En síntesis, si bien todo dependerá de los gustos, pero si tenemos pocho espacio como un departamento o poco tiempo para dedicarles, los gatos serían las mascotas más apropiadas para tales personas. Sin embargo con dedicación horaria, con buena voluntad y respetando costumbres y necesidades, podemos tener perros de razas pequeñas en ambientes reducidos como pequeñas casas o departamentos.

Solo necesitamos organizarnos con los horarios de salida y alimentación y dedicarle tiempo para el juego, caso contrario la mascota tomará a nuestra casa como un parque de diversiones donde todo lo que esté al alcance de él, será considerado como juguetes para ser mordisqueados sin distinción entre el juguete comprado especialmente, de una pata de la hermosa mesa familiar o de las exclusivas zapatillas nuevas que encontró en su camino.

Mestizos o razas puras

Lo mejor es adoptar un perro o gato mestizo y sobre todo aquellos sin hogar, hay muchas instituciones protectoras que dan en adopción cientos de animales con necesidades de una familia.

Los animales sin raza se adaptan mejor al medio y son más resistentes que los puros, no obstante muchas personas optan por perros de raza ya que tendrán más previsibilidad en relación al tamaño, características, cuidados y necesidades de los mismos.

Dejá tu opinión

comentarios